Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “El Partido Popular ha exigido explicaciones al Gobierno sobre el misterio de los vuelos de la CIA. Sí, han oído bien, el PP. Más aún, utilizando para preguntar a su sector más aznariano. Algunos jóvenes y briosos diputados, muy Aznar, muy FAES, que hasta el momento no mostraban gran actividad parlamentaria pero si mucho quintacolumnismo anti Rajoy, han salido de sus sarcófagos para preguntar al Gobierno sobre los vuelos a la CIA.

Imagen de previsualización de YouTube

Nada nos gustaría más que conocer la verdad de esos vuelos, cuyo esclarecimiento debería ser una cuestión de dignidad nacional. Pero que sean los cachorros de Aznar los que se alisten a esa cruzada demuestra que lo primero que los discípulos han copiado de su maestro es la cara de cemento. Y el ataque como técnica de defensa, que los españoles identificamos enseguida como truco claramente aznarí. Lo utilizó con gran alarde del 11 al 14 M, al acusar de manipulación a los demás mientras manipulaba a todo nuestro cuerpo diplomático, a los corresponsales de prensa y al mismísimo Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Luego se lo hemos visto mil veces: Ya saben que Aznar no da explicaciones, las exige. Esa virilidad, muy de frente de juventudes, desafiante y segura de sí misma, lo mismo sirve para descalificar a su heredero político que para insolentarse con quien se atreva a limitar su derecho a elegir velocidad y cantidad de alcohol al volante. Pero siempre al ataque, sin complejos y sin sentido del ridículo. El PP, el llamado nuevo PP, recupera el estilo de su héroe. El papel de los Gobiernos españoles en los vuelos de la CIA es asunto de importancia capital, pero a Aznar y al PP les corresponde el primer esclarecimiento. Y lo saben muy bien. Embarrar el campo para que no se distinga nada y sólo se vea barro deshonra un Parlamento que estos días ha sido visitado, con respeto y emoción por miles de ciudadanos…”

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post