Esperanza Aguirre defendió esta semana su receta anticrisis: revisar a fondo el Estado de las autonomías; que las comunidades autónomas cedan al gobierno competencias en Sanidad, Educacióny Justicia, lo que según ella serviría para ahorrar hasta 48.000 millones de euros.  Olvidó, sin embargo, que el modelo fue pactado años atrás por el propio José María Aznar, con el entonces presidente Felipe González.

 También apremiaba Fraga: “Manuel Fraga se entrevistó con el presidente del Gobierno. El presidente de la Junta de Galicia, Manuel Fraga, se mostró ayer partidario de que el pacto autonómico incluya las cuestiones pendientes en el desarrollo de las autonomías, dando prioridad a la ampliación de competencias de las comunidades de la vía lenta. Fraga, que se entrevistó ayer con Felipe González, con quien aparece en la imagen, manifestó su satisfacción por haber comprobado la disposición de González a relanzar el desarrollo autonómico”


Diario ABC 13-9-1991

 

Fue conocido en los años noventa como “ampliación de competencias de las comunidades de la via lenta”, y contó con todos los consensos. Tanto es así, que es a Aznar y a Felipe González a quien se debe que pudiera alcanzarse el acuerdo. Incluso el histórico y conservador líder del PP, Manuel Fraga, apremiaba para incluirlas en el pacto autonómico, como recogió el diario ABC el 13 de septiembre de 1991. En el texto se acordaba también el reparto de funcionarios que pasaban de la administración central a la Administración Autonómica y Local.

Aguirre olvidó también, que el aparato autonómico engordó de la noche a la mañana, en buena medida, porque más de 240.000 funcionarios fueron absorbidos por las comunidades, llegados desde la administración central, que es quién costeaba, también antes, los costes laborales.

El 6-4-1992, el diario ABC, en su edición andaluza, detallaba algunas de las transferencias acordadas: “Las autonomías tendrán que absorber 240.000 funcionarios de la Administración central. El estado traspasará un billón de pesetas a las comunidades de vía lenta. La asunción de las 32 nuevas competencias que prevé el pacto autonómico firmado por Gobierno, PSOE y PP, supondrá el trasvase de un billón de pesetas para las comunidades autónomas, así como el traspaso de 240.000 funcionarios. De esta forma, en conjunto, las autonomías dispondrán de mas funcionarios que la Administración central.”

Incluso en junio , (28-6-92, diario ABC) cuando el Consejo de Ministros anunció un retraso en su aprobación, la dirección del PP “mostró su satisfacción por el contenido del proyecto de ley, que calificaron de refrendo del pacto autonómico y paso adelante en la consolidación del Estado autonómico” -según recogió también el ABC.

Print Friendly, PDF & Email