Apareció brevemente en un teletipo de la Agencia EFE, pero la noticia pasó desapercibida para los medios de comunicación. Hoy, sin embargo, el tema cobra una especial relevancia.

Aznar viajó de Washington a Bruselas, a un acto del PP Europeo, en un avión de la Fuerza Aérea española. Fueron cerca de 6215 kilómetros para acudir a un acto de partido. El vuelo no pasó por España. Sucedió el 4 de febrero de 2004.

Aznar regresaba de la conferencia que impartió ante el Congreso de los EEUU, donde defendió la guerra de Irak.

No solo eso. Allí, en aquellos días, precisamente,  estaba gestándose el polémico asunto de la medalla de Oro, que finalmente no le fue concedida. El diario EL MUNDO lo recalcaba así:

…Fue precisamente Frist quien confirmó en un aparte al presidente del Gobierno español que ya cuenta con los votos necesarios en la Cámara de Representantes para ser acreedor de la Medalla de Oro del Congreso. Ahora sólo resta reunir los pocos más de 60 votos que son necesarios por parte del Senado.

 

El teletipo de EFE en el que quedó recogido el trayecto de vuelo de regreso rezaba:

ESPA?A-EEUU Aznar abandonó Washington tras intervenir en Congreso EEUU

——————————————————————————–

Washington, 4 feb (EFE).- El presidente del Gobierno español, José María Aznar, abandonó esta tarde Washington tras pronunciar por la mañana un discurso ante el Congreso de Estados Unidos en el que defendió mantener la firmeza contra las armas de destrucción masiva. El avión de la Fuerza Aérea Española en el que viaja Aznar despegó de la base aérea de Andrews poco después de las 20:00 horas (01:00 GMT del jueves) con dirección a Bruselas, donde el jefe del Ejecutivo intervendrá en el Congreso del Partido Popular Europeo.
Aznar instó hoy ante el Congreso de Estados Unidos a no “equivocar el verdadero debate” sobre el peligro que supone la proliferación de armas de destrucción masiva y reiteró la firme apuesta de España en la lucha contra el terrorismo internacional.
En su discurso estuvieron presentes, entre otros, el vicepresidente estadounidense, Richard Cheney, y el secretario de Estado, Colin Powell. EFE mla/bb/mm

Ya en Bruselas Aznar participó en el acto del PP europeo donde aprovechó para elogiar a Mariano Rajoy, su sucesor al que calificó como “colega generoso y leal”.

No se recuerda entonces que Mariano Rajoy manifestase protesta alguna por el uso del avión del ejército español para acudir a un acto del partido, distante 6215 kilómetros del punto de despegue.

Print Friendly, PDF & Email