Una barbacoa solar

Las cocinas solares son una realidad desde hace tiempo, pero ahora un grupo de estudiantes del MIT trabaja en un novedoso proyecto para hacer barbacoas solares. La idea en la que se basan es en captar y almacenar la energía solar térmica. Creen que sus parrillas permitirían cocinar 25 horas seguidas a una temperatura de 230º.

La idea original es del profesor David Wilson que utiliza la energía térmica del sol y lentes Fresnel para fundir un contenedor de nitrato de litio. El nitrato actúa como una especie de batería de almacenamiento térmico que puede durar hasta 25 horas. El calor se libera posteriormente para cocinar por convección en cualquier momento del día y lugar.

En este video se explica como funciona la cocina de Wilson en la que se basan para crear estas barbacoas solares que también podrían ayudar a conservar los bosques, en muchas zonas deprimidas del mundo y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Imagen de previsualización de YouTube