Las cadenas hoteleras españolas tienen clara la apuesta por el mercado chino al que ven como el “nuevo Caribe” y la última en hacerlo ha sido Barceló, que se ha aliado con el grupo local Plateno para abrir un mínimo de 100 establecimientos en franquicia en el país de aquí a 2026.

(Foto: Flickr/Barcelo)

Para su expansión en China, la empresa mallorquina, que en el año 20o0 tuvo una experiencia fallida, ha optado ahora por ir de la mano del segundo grupo hotelero chino, que cuenta con más de 3.000 establecimientos y es también el séptimo a nivel mundial. El acuerdo de franquicia firmado por Barceló y Plateno prevé abrir un centenar de hoteles de cuatro y cinco estrellas por todo el país en la próxima década, bajo la marca española, pero gestionados por la firma china con supervisión de un equipo de Barceló. La propiedad de los establecimientos sería de inversores externos.

La cadena mallorquina tiene planes para ampliar la colaboración entre ambos grupos y replicar este modelo en otros países de Asia y el entorno, en los que Plateno está presente como Indonesia, Laos, Tailandia, Filipinas o Australia.

Antes que Barceló, otras dos cadenas hoteleras españolas ya habían desembarcado en China: Meliá que gestiona dos hoteles en el país (también en colaboración con firmas locales) y NH que en agosto tiene previsto abrir el primer hotel con su marca en el país y que mediante una joint venture con su accionista chino HNA, tiene como objetivo gestionar entre 120 y 150 hoteles en 2020.