La television pública britanica dedica un artículo al centro para jubilados homosexuales que quiere crear la Fundación 26 de diciembre en Madrid. Destacan que pese a las leyes en favor de los derechos de los gays en España, las personas mayores aún se enfrentan a una gran discriminación en las residencias. Para ofrecer una solución a este colectivo, la BBC apunta que ya está en marcha el proyecto de construcción de un hogar gay y explica los detalles.

Bandera gay
(Foto: Flickr/Erprofe)

El reportaje de la corresponsal Sarah Rainsford asegura: “España ha estado a la vanguardia de Europa en términos de derechos de los homosexuales en los últimos años, pero los activistas dicen que cambiar las leyes ha sido más fácil que cambiar las actitudes. “Las personas mayores gay tienen que volver de nuevo al armario cuando entran en las casas de retiro”, explica Federico Armenteros, quien dirige la Fundación 26 de diciembre en Madrid.

Y explican que “durante muchos años, mucha gente creyó que los homosexuales eran enfermos y pecadores. Eso es más pronunciada entre las personas mayores, y difícil de cambiar” segun el señor Armenteros. Por ello la fundación ha estado trabajando en una solución. Han formado una cooperativa, contratado arquitectos y diseñado un lujoso y ajardinado centro de retiro, con 115 apartamentos, gimnasio, spa y restaurante”.

“Habrá espacio para yoga, tai chi y clases de baile y planes para albergar material de archivo para el primer centro de investigación sobre la historia del movimiento de derechos gay en España. Aunque diseñada para ser “gay-friendly”, la Fundación dice que la casa estará abierta a cualquier persona independientemente de su sexualidad”, destaca la BBC.

Repasan también parte de la historia del movimiento por los derechos de los homosexuales en España y recogen tanto opiniones a favor como en contra del centro: “hay gente que preferiría un enfoque diferente como la fundadora de la libreria gay y lesbiana Berkana. “Creo que debemos ir a las casas de retiro y defender nuestros derechos. Pedir una habitación doble y decirles que somos gays. Debemos tratar de insistir”. Pero los planes para el hogar alternativo ya están muy avanzados. “Es demasiado duro hacer que las personas que están sufriendo esperen a que la sociedad cambie y acabe la discriminación”, argumenta Federico Armenteros.

Y el reportaje detalla que “un piso en el nuevo complejo también será mucho más barato que la media de las casas de jubilación. Eso se debe a que un alcalde local solidario ha cedido a bajo costo el arrendamiento del solar durante 75 años. El sistema de cooperación significa que los miembros cubren por adelantado el 40% de los gastos de la casa, mientras que los fondos restantes, se pedirán a los bancos”.