El editor de economía del prestigioso programa Newsnight de la BBC, Paul Mason, publica una larga reflexión sobre los riesgos de la situación vivida en España los últimos días. El artículo se titula: “Los disturbios arrastran a España hacia sus desagradables verdades enterradas”. Explica que el “pacto de silencio” de la transición se está cayendo a pedazos y están resurgiendo problemas y divisiones que parecían impensables. Cree que las protestas y el nacionalismo corren el riesgo de “convertir a España en la bomba y el detonador a la vez”.

Policías reprimiendo a manifestantes el 25S
(Foto: Flickr/Popicinio01)

La columna de la BBC dice: “Ahora, en rápida sucesión, han aparecido significantes de la crisis política: agudas divisiones de clase, la política regional, la violencia callejera, la desobediencia civil, la nunca abordada corrupción, la eliminación de la sanidad a inmigrantes… Con ello, se obtiene el resurgimiento de referencias al sangriento conflicto en el que las “dos Españas” trataron de matarse una a otra.”

Mason advierte: “Los disturbios de este mes desde luego se han trasladado a los mercados: ahora los inversores en bonos están divididos entre los que están más preocupados por la crisis de la deuda soberana y los que tratan de poner precio al riesgo de que se rompa el estado o estallen disturbios violentos. España tiene el poder para explotar de una manera que Grecia no. Es una economía global importante. Sus hasta ahora fuertes arreglos políticos post-fascismo se están debilitando rápidamente. Su supervivencia como Estado federal está en peligro.”

Y sostiene: “El gobierno de Rajoy dirige España como si una implosión de estilo griego, con los partidos mayoritarios implosionando y el colapso del orden social, fuera imposible. Durante los últimos seis meses he estado diciendo: `España es la bomba sin detonar, Grecia, el detonador´. Pero lo que la política de protestas hace, y acentua la política del regionalismo y el nacionalismo, es crear impredecibilidad sobre la propia España. El peligro es que -al engañar Rajoy sobre el rescate financiero y la temperatura de la crisis política-, España se convierte tanto en la bomba como el detonador. Desactivarla todavía es posible. Pero hemos tenido la sensación la semana pasada de cómo sería la explosión.”

[Leer el artículo completo en la BBC]

Print Friendly, PDF & Email