La tv pública británica dedica un reportaje documental a las denuncias e investigaciones sobre los bebé robados en los últimos 70 años en España. Recogen que el escándalo podría haber afectado a 300.000 niños, que empezó con una motivación política durante la dictadura de Franco y que esta estrechamente vinculado a la Iglesia Católica española.

Reportaje en la BBC

El reportaje es obra de Katya Adler y se titula “Los bebes robados en España y las familias que vivieron una mentira”. Empieza detallando dos casos particulares: el de Manoli Pagador a la que le robaron un hijo en 1971 y el de Antonio Barroso y Juan Luis Moreno a los que sus padres confesaron que les habían comprado a unas monjas. Pero profundizan mucho más en el problema.

Asi por ejemplo relatan que “tras de meses de peticiones de la BBC, el gobierno español finalmente presentó Angel Núñez del Ministerio de Justicia para hablar acerca de los niños robados de España. Preguntado sobre si hubo bebés robados, el Sr. Núñez respondió: “Sin lugar a dudas. No me atrevo a dar a cifras, pero segun del volumen de las investigaciones oficiales, me atrevo a decir que hubo muchos. Los abogados creen que hasta 300.000 niños fueron robados.”

“La práctica de separar a los niños de los padres considerados “indeseables” y colocarlos en familias “aprobadas”, se inició en la década de 1930 bajo la dictadura del general Francisco Franco. En ese momento, la motivación pudo haber sido ideológica. Pero años más tarde, pareció cambiar: los bebés empezaron a ser quitados a padres considerados moralmente o económicamente deficientes. Se convirtió en una máquina de hacer dinero, también.” explican.

La BBC destaca además que “el escándalo está estrechamente vinculada a la Iglesia Católica, que bajo el franquismo asumido un papel destacado en los servicios sociales de España, incluyendo hospitales, escuelas y hogares infantiles. Monjas y sacerdotes compilaron listas de espera de aspirantes a padres adoptivos, mientras que a los médicos se les decía que mintieran a las madres sobre el destino de sus hijos”.

Además recogen como “la negativa del gobierno español de emprender una investigación nacionalsobre el escándalo ha frustrado a las familias afectadas, que en muchos casos están llevando a cabo sus propias investigaciones, lo mejor que pueden. Se han exhumado tumbas de bebés en todo el país para hacer pruebas de ADN. En algunas se han encontrado solo un montón de piedras, mientras que otras contenían restos de adultos.”

Print Friendly

1 replica a este post

Aporta link o información: