España se convierte en una de las tres patas principales del proyecto EuroHPC, tras decidir la Comisión Europea que el Barcelona Supercomputing Center/Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) tenga uno de los grandes superordenadores pre-exascala con los que la UE quiere seguir compitiendo con EEUU, Japón y China en supercomputación, inteligentica artificial o blockchain. Para ello se ha aprobado una subvención europea de unos 100 millones de euros, que según el Ministerio de Ciencia y Tecnología, será la más alta en una infraestructura de investigación en España. Esto permitirá a Barcelona acoger el MareNostrum 5, un superordenador 17 veces más veloz que el actual.

(Foto: Flickr/Ibmresearch)

La UE ha decidido, dentro de la iniciativa EuroHPC, que haya tres instituciones en el continente que tengan los superordenadores pre-exascala de la red de supercomputadores de alta capacidad. Además de España, Italia y Finlandia acogerán también uno. Se considera que estas máquinas serán “vitales” para llevar a cabo simulaciones a gran escala y análisis de datos que impulsarán a Europa en ciberseguridad, Blockchain o IA.

El futuro ordenador del BSC – CNS, MareNostrum 5 se pondrá en marcha el 31 de diciembre de 2020 y  tendrá una potencia pico de 200 Petaflops (200.000 billones de operaciones por segundo) que multiplicará por 17 el del núcleo del actual MareNostrum 4 (11,1 petaflops), el superordenador principal del centro en la actualidad. Su mantenimiento costará 200 millones de euros durante 5 años. Para lograr esta designación España ha contado con el respaldo de Portugal, Turquía, Croacia e Irlanda, países participantes de EuroHPC que colaboran en el proyecto.

Con estos nuevos superordenadores, la UE da el primer paso en su hoja de ruta para impulsar la supercomputación en Europa y no quedarse atrás en este ámbito estratégico con respecto a EE.UU., China y Japón, actualmente con máquinas de 122, 93 y 10,5 petaflops. Estas máquinas permiten realizar simulaciones en la industria aeronáutica, naval o automovilística, estudiar la creación de nuevos medicamentos o  simular evoluciones del tiempo y del clima y tienen un impacto económico significativo.

El (BSC-CNS) es el centro líder de la supercomputación en España. Es un consorcio público formado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades del Gobierno de España (60%), la Generalitat de Cataluña (30%) y la Universidad Politécnica de Cataluña (10%). Su especialidad es la computación de altas prestaciones, también conocida como HPC (High Performance Computing) y ofrece infraestructuras y servicio en supercomputación a los científicos españoles y europeos.

 

Print Friendly, PDF & Email