Tom Burridge, de la BBC, asegura en radiocable.com que la cadena humana y los actos de la Diada 2013, que cubrió desde Barcelona para su cadena, fueron eventos “bastante impresionantes”. Considera que ponen más presión sobre Madrid para negociar alguna de las reclamaciones catalanas, especialmente el referendum, aunque apunta: “Entiendo que con la Historia de España esto suscite temor en parte de la sociedad”. También analiza las comparaciones entre Cataluña y Escocia.

Tom Burridge

Tom Burridge asegura: “Había mucha gente, eso es obvio. Muchas banderas independentistas, la mayoría de las que vi. Es otra muestra de que hay una gran proporción de gente a favor, no sé si es la mayoría o no. Los sondeos dicen que la mayoría de la gente en Cataluña, por lo menos, sí quiere votar en referendum. Esto quiza pone más presión sobre Madrid para negociar y conceder algo a la Generalitat. Aunque no se ve señal de que puedan moverse de su posición.”

El corresponsal considera que esta manifestación “ayuda a la causa de los que quieren al menos votar y a la posición de la Generalitat. Pero no sé si esta presión popular se va a trasladar en un cambio real de la política de Madrid, donde están muy en contra del referendum. Yo hablé ayer con Artur Mas y él está con ganas de negociar. Pero admite que es poco probable que el Gobierno les conceda algo.”

Añade: “También hay gente en Cataluña que siente que la Diada ha sido un poco secuestrada por los independentistas. Antes era un día nacional y de tradición. Aunque eso cambio el año pasado. Todo el mundo se quedó sorprendido de la cantidad de gente que salió a la calle. Y éste, aunque aun no conocemos los números, la cadena humana ha sido muy visual y un evento bastante impresionante. En democracia cuando hay un movimiento popular tan grande, los políticos tienen que darse cuenta de ello y al menos modificar la política.”

Tom Burridge asegura: “Yo creo que con tanto apoyo popular en la calle sería conveniente por lo menos negociar el concepto de un referendum. Aunque entiendo que por la Historia de España hay temor en una parte de la sociedad y obviamente no hay ningun apoyo en el resto del país a este concepto.”

En cuanto a los paralelismos que desde Cataluña y España se hace con el caso de Escocia, el corresponsal asegura: “Como los escoceses ya tienen su referendum, miran a Cataluña con interés. Y en el resto del Reino Unido también. Pero creo que hay más interés en Cataluña por el caso de Escocia, porque les tienen envidia. Pero creo que es interesante que el gobierno de Cameron haya decidido que la mejor manera de afrontar el problema es tener un referendum: es su táctica y lo han hecho porque quieren mostrar buena voluntad y creen que pueden contar con una mayoría que quiere seguir dentro de Reino Unido.”

Y añade: “Es una táctica arriesgada, pero veremos el resultado. Si ganan el referendum, la causa independentista no es que se muera, pero si se va a dormir por un tiempo largo. En España es lo contrario: hay mucha oposición al concepto de referendum. Y entonces las demandas y exigencias del pueblo catalan a favor de la independencia crecen cada vez más fuerte”.