La empresa asturiana de transporte se caracteriza desde hace años por una fuerte apuesta por la internacionalización. Esta presente en toda Europa, Norte de África (donde acaba de ser elegida para gestionar la red de Tánger) y China. En el país asiático, Alsa fue la primera empresa extranjera autorizada para entrar en el sector del transporte por carretera de viajeros en autobús. Desde entonces se ha consolidado y su flota asciende a 5.166 vehículos. (Foto: Flickr/Alsa)

Alsa acaba además de inaugurar uno de los mayores intercambiadores públicos de transporte en la ciudad de Taijin. Además operan en 18 provincias atendiendo casi 550 destinos de largo recorrido, transporte urbano, taxis, transporte turístico y de personal de fábricas.

La presencia de Alsa en China se remonta en realidad a 1984 cuando se estableció en el país asiático como la primera empresa mixta española con un servicio de taxis. En 1990, se convirtió en la primera sociedad extranjera autorizada para entrar en el sector del transporte por carretera de viajeros en autobús, hasta entonces en manos del Estado.

Este mes de julio, la empresa asturiana también ha sido elegida para gestionar el transporte urbano en autobus de Tánger a partir de marzo de 2014. La concesión de servicio público que se prolongará 10 años y Alsa deberá desplegar 120 vehículos. El negocio se estima en 125 millones de euros anuales. La comopañía está presente en Marruecos desde hace ocho años: en 2005 se hizo cargo del transporte urbano de Marrakech y en 2010 empezó a gestionar el de Agadir.