Una delegación del Tesoro español está de gira por China para tratar de vender deuda pública. El China Business News, el diario económico más importante del país, explica que su pais ya se ha convertido en el segundo comprador mundial de deuda española y analiza las perspectivas futuras de nuestra economía, desde el punto de vista de un inversor chino.

Shangai de noche
(Foto: Flickr/Stuck in customs)

Los datos del Tesoro Público establecen que Francia es el primer poseedor de deuda española con poco más del 25%. Pero después de los galos, el segundo gran inversor es  China, que de tener una presencia casi inexistente en este terreno en el año 2000 ha pasado a hacerse con el 18%.

El analisis del China Business News, que firma Feng Difan destaca que están por delante de Japón y Alemania y pasa a analizar la crisis española, las previsiones de la OCDE y algunas de las iniciativas tomadas por el gobierno español:

“La verdad es que el estallido de la burbuja inmobiliaria, sumado a la elevada tasa de desempleo y al déficit presupuestario español, componen los tres mayores factores que han afectado a España en la crisis económica. No obstante, a día de hoy España se encuentra entre las economías europeas emergentes, y por su renta per cápita figura como país de nivel medio en la OCDE, que tiene confianza en que España conseguirá volver a sus glorias pasadas si es capaz de aplicar las políticas adecuadas”.

“De hecho, las autoridades españolas ya han tomado una serie de medidas audaces para luchar contra la crisis económica, como por ejemplo un plan de estímulo financiero que pretende incrementar el PIB?.

??Otro de los temas que más se han repetido recientemente en los mercados europeos es si España se convertirá en la próxima Grecia. Como cuarta mayor economía de la Eurozona, España ha caído en los efectos de la mayor crisis económica de los últimos 50 años y una larga recesión, siguiendo los pasos de los principales países del euro. Las autoridades españolas tienen aún más confianza en la recuperación económica del país. Según declaró Núñez al China Business News, el Gobierno de España estima que este año el PIB español podría seguir contrayéndose un 0,3%, pero que en 2011 la economía experimentará un repunte del 1,8%, y en 2013 se logrará un crecimiento del 3,1%.

“Sin embargo, la OCDE también cree que España todavía necesita poner en práctica aún más políticas de cara al futuro: ya en la época de mayor crecimiento de España, la OCDE descubrió una serie de problemas que es preciso solucionar, que consistían básicamente en reforzar la productividad, fomentar la inversión en innovación, aumentar la flexibilidad del mercado laboral e invertir más en capital humano, y considerando al mismo tiempo la recuperación verde. Afortunadamente, España tiene capacidad para hacer frente a esos desafíos: el sector bancario español está mucho más saneado que el de otros países de la OCDE, y el crecimiento del sector educativo es de los primeros de dicho grupo”.

“Al hablar de las perspectivas de España como presidente de turno de la UE, el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, apuntó claramente que la innovación no sólo se refiere a una renovación tecnológica, sino también a una innovación económica, estructural y política. Para salir de esta crisis, los europeos deben innovar. ??Sólo la innovación podrá traer nuevas oportunidades de empleo y mejores trabajos??, dijo Zapatero en un golpe directo al corazón de los políticos europeos. ??Nuestra gran meta no es convertirnos en un museo sin influencia internacional??.”