BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.


??El libro perdido y hallado en el tiempo?
Claraboya, de José Saramago

Uno de los regalos que me deparó la vuelta de Lanzarote, y Pilar del Río concretamente, fue un ejemplar del libro “Claraboya” de José Saramago, que sale a la venta en estos días. El libro fue escrito por Saramago cuando tenía algo más de veinte años. Apoyado por un amigo, entregó el manuscrito a una editorial portuguesa en 1953. Nunca recibió respuesta…

Imagen de previsualización de YouTube

Entrevista con Pilar del Río en
A Vivir Madrid (SER), donde nos habla de Claraboya

 “Aquella actitud de la editorial le sumió en un silencio doloroso, imborrable y de décadas”, -explica Pilar del Río-. Tardó veinte años en volver a escribir.

Cuenta Pilar del Río (mujer del Nobel y Presidenta de la Fundación José Saramago) que “Claraboya” era conocido en la casa como “el libro perdido y hallado en el tiempo” porque, según narra ella misma en el prólogo, una mañana de 1989 Saramago recibió una llamada telefónica de la vieja editorial. Dijeron que el manuscrito había sido encontrado en una mudanza de sus instalaciones. Añadieron: “sería un honor publicarlo” hoy,

-“Obrigado, ahora no”, respondió el Nobel.


Uno de los cuadernos de notas que usó Saramago
para escribir “Claraboya”

La partida, desde luego, no podía ser más sugerente para darlo a conocer. Porque Saramago dijo que no lo publicaría en vida, que aquella responsabilidad correspondería a los que quedasen tras él, y así, por esa razón, la Presidenta de la Fundación, quién mejor le conocía, ha decidido ofrecérselo a sus lectores en estos días.

Fue la primera novela del escritor, pero paradójicamente no tiene un ápice de ingenuidad: Saramago dejó esbozada allí su mirada sobre la vida y sobre las riquezas y las miserias humanas. Es incluso una obra transgresora para la época: el lesbianismo, una violación dentro del matrimonio, e incluso la familia como un lugar donde también se da la corrupción moral. Demasiado para los años cincuenta en Portugal.

 

Para los lectores de Saramago este libro será un descubrimiento porque cierra un amplio círculo literario. En el libro aparecen los bocetos de algunos de los personajes que desarrolló Saramago en sus libros años más tarde: los oficios, los hombres introvertidos, “reconcentrados”, la fortaleza de las mujeres, “que luchan con el día a día” pero que nunca renuncian a sus esperanzas, incluso José de “Todos los nombres” o Ricardo Reis de “El año de la muerte de Ricardo Reis”, y el médico de “Ensayo sobre la ceguera”, o el músico de “Las intermitencias de la muerte”…

Claraboya “es una novela de las pequeñas cosas, -explica Pilar del Río- que son las que nos hacen felices o las que nos hacen más grandes” .

El primero de los borradores, con las anotaciones del escritor

¿Que verías en un edificio si pudieras atravesarlo con la mirada a través de una claraboya?

“Amanece en Lisboa. En una mañana de mediados del siglo XX, la mirada del novelista se asoma a la ventana de un vecindario. Se anuncia un día no muy diferente de los demás: el zapatero Silvestre, que abre su taller; Adriana, que parte hacia el trabajo mientras en su casa tres mujeres inician otra jornada de costura; Justina, que tiene ante sí un largo día jalonado por las disputas con su brutal marido; la mantenida Lidia; y la española Carmen, sumida en nostalgias…
Discretamente, la mirada del novelista va descendiendo y, de repente, deja de ser simple testigo para ver con los ojos de cada uno de los personajes”.  ( cómpralo aquí )

Imagen de previsualización de YouTube