La cadena de noticias norteamericana ha recogido al poco de conocerse, el auto del Juez Pedraz que procesa por tercera vez a los tres militares estadounidenses que mataron al periodista español Jose Couso. CNN explica que el caso se cerró en 2008, pero se reabrió por la apelación de la familia. Destacan además que dos altos funcionarios de EEUU han sido incluidos en la investigación, pero que hasta ahora el Pentágono nunca ha entregado a soldados estadounidenses procesados por tribunales de otros países.

Jose Couso

CNN destaca que “un juez español ha vuelto a procesar a tres soldados de EE.UU. en relación con la muerte de un camara de televisión español en Irak en 2003, segun un auto. El caso de larga duración se debe a la muerte del cámara José Couso en Bagdad en 2003. Tropas de EE.UU. que asaltaban la capital iraquí y abrieron fuego desde un tanque contra el Hotel Palestina, donde los periodistas estaban cubriendo la guerra”.

Los tres soldados de EE.UU. fueron acusados por primera vez por un juez en 2007. El caso fue cerrado en 2008 pero se volvió a abrir el año pasado después de la familia de Couso apelara al Tribunal Supremo español. La última acusación, con fecha del martes pero hecha pública el miércoles, alega que los tres militares  de EE.UU. estuvieron vinculados a los disparos desde un tanque estadounidense contra el hotel, donde Couso estaba grabando la batalla. Murió a causa de sus heridas poco después.

El juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional emitió el último auto de procesamiento y también ha ordenado a los tres soldados que depositen una fianza de un millón de euros en 24 horas o se enfrentaran a una orden de embargo sobre sus bienes. Además, el juez ha colocado a dos altos funcionarios de EE.UU., identificados como Buford Blount y el coronel David Perkins, bajo investigación oficial del caso, que es el paso previo a presentar cargos bajo la ley española.

Los abogados de Couso han dicho anteriormente que será difícil llevar a juico en España  a los tres soldados acusados ????- el comandante del tanque, un sargento y un oficial superior. El Pentágono, cuando ha tenido que hacer frente a cargos similares de otros tribunales nacionales en el pasado, no ha entregado a los soldados estadounidenses.

Print Friendly, PDF & Email