“Imagina un David Bekcham robótico seis veces más pequeño que una ameba unicelular jugando con un balón del tamaño de un pelo humano en un campo no más grande que un grano de arroz”. Asi define la web del National Institute of Standard and Technology, NIST, su proyecto de investigación sobre nanofutbol, que aunque suene lúdico, se trata de una investigación que pretende ayudar a crear una generación de micro-robots tan pequeños que sean indistinguibles para el ojo humano pero puedan desempeñar todo tipo de tareas a nuestro alrededor.

Imagen de previsualización de YouTube

El proyecto de competiciones de Nanofutbol lo desarrolla la NIST en colaboración con RoboCup, una organización que investiga y prueba las tecnologías robóticas del futuro organizando partidos de futbol. Es una forma más divertida e igual de útil de llevar a cabo estos experimentos.

El juego discurre bajo un microscopio óptico y los nanofutbolistas son dirigidos por control remoto usando campos mágneticos o señales electricas. Están hechos de alumio, nickel, oro, silicio chromo… pero su misión es casi igual que las de los Raul, Messi o Ronaldo: llevar la pelota hasta la portería contraria. (Fuente: Neatorama)

Print Friendly, PDF & Email