La Audiencia de Sevilla ha condenado al empresario Manuel Medina Muñoz como autor de un delito de abuso sexual más un delito leve de falta de respeto y consideración a la autoridad pública por fingir un beso en la boca con la diputada y líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. Y se impone, según eldiario.es que ha tenido acceso a la sentencia, al empresario una multa de 23 meses, con cuota diaria de 20 euros (un total de 13.800 euros), además de 2.500 euros de indemnización a Rodríguez.

Teres Rodriguez podemos

En la sentencia se afirma que en el encuentro en el que sucedieron los hechos, Manuel Medina Muñoz “de forma sorpresiva e inopinada, sin mediar palabra ni saludo previo, la rodeó por la espalda con su brazo derecho, haciéndola retroceder contra un rincón, al tiempo que aproximaba su cuerpo al de ella y le ponía la otra mano sobre la boca besando a continuación su propia mano en lo que simulaba ser un beso en los labios a la parlamentaria”. Y añade: “Es indudable que la conducta llevada a cabo por el acusado tenía un inequívoco significado sexual”.

El tribunal también ha explica que ha optado por la pena pecuniaria (multa de 18 a 24 meses) y no por la de prisión que contempla el delito de abuso sexual (de uno a tres años), porque “la interposición de la mano del acusado entre su boca y los labios de la Sra. Rodríguez, el carácter fugaz del acto y la gravedad relativa de la conducta aconsejan la opción por la pena pecuniaria”.

Aunque el fallo es apelable, la propia Teresa Rodriguez ha asegurado tras conocerlo: “Que tomen nota todas las mujeres que han sufrido algún tipo de agresión de este tipo. Cualquier contacto sexual, con finalidad sexual, que hayas padecido sin tu consentimiento y sin tu voluntad es delito”. Y ha añadido: “También son delito, cuando son broma y cuando no lo son”.

Print Friendly, PDF & Email