Siguen los problemas en la sede [Slurl] que el ultraderechista francés LePen ha abierto en este mundo virtual. Sus avatares, con apariencia de skinheads, camisetas de propaganda electoral, gordos, y con el cuello ancho, vigilan sin descanso la sede.
Resulta que todos los días se concentran alrededor de la oficina cientos de manifestantes pidiendo el cierre de esta sede en Second Life.
Pancartas con la cara de Le Pen con bigote nazi y armas y explosiones. Los conflictos crecen cada día. Las protestas han sido tan variadas como imaginativas: bombas que hacen crecer miles de cerdos desde el suelo, e incluso avatares desnudos que realizan sentadas frente a la misma [foto]…Los skins de Le Pen han respondido haciéndose con armas que propulsan lejos a los jugadores que les molestan.

Los políticos -Segolene Royal también ha abierto sede allí [video]- están explorando los mundos virtuales, como ya hicieron con los blogs. Pero no hay que preocuparse. Después de las elecciones, se marcharán y todo volverá a la normalidad. Las calles de Second Life recuperarán la calma.