La huelga general de este 29S se ha planteado en contra de la reforma laboral y de algunos recortes económicos y sociales aprobados por el Gobierno. Sin embargo hay medios de comunicación, políticos, empresarios y hasta sindicatos, de tendencia conservadora, que han hecho campaña en contra del paro. Ya sea para atacar a los sindicatos, por enfrentamientos previos o… por defender al PP.

Portada de La Razon contra la huelga

La Razón ha mostrado su rechazo la huelga general con una portada impresa cuyo titular dice “No a la huelga, Sí al derecho a trabajar” y también incluye descalificaciones a los líderes sindicales de UGT y CCOO a los que llama los “cómplices del paro”. Además incluyen en su editorial “Asi tampoco” criticas a los sindicatos por “apuntar” a la oposición y al gobierno por “juzgar con benevolencia la convocatoria del paro y extremar su delicadeza con los huelguistas, a los que de ningún modo quiere importunar.”

Libertad Digital se posicionó claramente en contra del paro con un “Yo no voy” y con iniciativas en contra de los sindicatos. Han pedido a sus lectores que grabaran o fotografiaran los métodos con los que los sindicatos tratan de impedir que los ciudadanos vayan a trabajar. Eso incluye segun ellos, “fotos de cerraduras llenas de silicona, piquetes informando amablemente de su intención de no permitir trabajar a nadie, colas interminables en las paradas de autobús, polígonos paralizados… y también de lugares de trabajo donde hayan fracasado, centros comerciales abiertos, trabajadores de todo tipo dando el callo.”

El grupo Intereconomía, con su canal de TDT y su diario La Gaceta, ha expresado su oposición a este 29S con un “No voy” que titula su especial informativo. Además incluyen un editorial en el que aseguran que esta será una “Huelga a la fuerza” en el que aseguran que esta convocatoria es una “parodia” del sindicalismo y un “perverso juego activado por estos parásitos del sistema”.

ABC no ha manifestado una adhesión o rechazo explícito a la huelga, pero ha dedicado su editorial a criticar los piquetes informativos y a los sindicatos. Critican que estos hayan convertido “al gobierno de la Comunidad de Madrid en el objetivo de la jornada de hoy, tras anunciar que no garantizarán los servicios mínimos decretados por el Ejecutivo de Esperanza Aguirre”, hablan de “matonismo sindical” y denuncian que “cualquier incumplimiento de los servicios mínimos fijados por la Comunidad de Madrid será una vulneración de la legalidad”.

El Gobierno Valenciano de Francisco Camps se ha manifestado en contra del paro. El vicepresidente segundo y conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, ha asegurado que “no comparten” la convocatoria y que  no es “en estos momentos lo que se necesita hacer en España para que se pueda afrontar la situación de crisis en mejores condiciones”.

Gerardo Diaz Ferrán, presidente de la patronal CEOE, ha criticado la huelga general acusándola de ser “inútil y lesiva” para el país, que pagarán “todos los españoles”. También ha lamentado que “mientras en toda UE se desarrollan manifestaciones sindicales en contra de los recortes fiscales  y todas las medidas tomadas, que por otra parte son necesarias e imprescindibles, el único país de toda UE que tiene una huelga es España”.

La Cámara de Empresarios de Madrid se ha mostrado contrario al 29 S por considerar que “contradice los acuerdos decididos en el Parlamento, es innecesaria y perjudicial para la recuperación económica española, ya que las consecuencias las pagarán las empresas y los trabajadores, y vendrá a agravar la situación de crisis actual”.

El sindicato CSI-CSIF de funcionarios públicos se ha posicionado en contra de la convocatoria de UGT y CCOO aduciendo que “no puede volver a pedir a los Empleados Públicos un nuevo esfuerzo” tras la huelga sectorial del pasado 2 de junio. Además critican que esta convocatoria llega “con dos años de retraso”,  que coincida con las movilizaciones -que no huelga- de los sindicatos europeos y que se haga con “mensajes confusos”.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, CESM, y el sindicato de Enfermería SATSE se han mostrado en contra de apoyar la huelga colectivamente. Aseguran que hay motivos para la protesta pero prefieren realizar actos sectoriales. Por explicaron que no llamarían a sus afiliados a seguir la huelga aunque individualmente cada uno es libre de tomar la decisión que quiera.

La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos ATA declaró su intención de no secundar este 29S. Su presidente Lorenzo Amor calificó la convocatoria de “inútil” en su opinión porque “el día 30 de septiembre todo va a seguir igual, no se va a modificar la reforma laboral, no se va a modificar el Gobierno, no se van a convocar elecciones generales y los sindicatos van a estar nuevamente sentados con el Gobierno haciéndose la foto”

Print Friendly, PDF & Email