Sandrine Morel valora en radiocable.com la posibilidad, lanzada por el PP, de cambiar la norma electoral en España para que gobierne la lista más votada. Lo achaca al “nerviosismo” de los populares ante la fragmentación electoral pero cree que el PSOE comparte el nerviosismo y el interés. La corresponsal de Le Monde sostiene en cualquier caso que a España no le viene mal abrir, de forma general, el debate sobre el sistema electoral. En este sentido se declara partidaria de una segunda vuelta, como ocurre en Francia, porque permite a los votantes controlar y validar los pactos.

Sandrine Morel señala: “Esta claro que parece sospechoso que tan cerca de las elecciones generales se plantee un debate de cambio de ley electoral, aunque el PP habla de cambiar el sistema electoral local y municipal, que no serviría hasta dentro de cuatro años. Yo creo que no está mal que se abra el debate porque ahora se está viendo que la manera en que se están tejiendo alianzas, a veces deja mucho que desear y no necesariamente es más democrático un sistema con una sola vuelta como el español donde los partidos pueden montar sus pactos después sin que éstos sean validados por los ciudadanos.”

Aunque apunta: “El PP plantea que gobierne la lista más votada por respeto democrático, pero tampoco creo que eso sea cierto cuando tienes un sistema electoral que hace que la izquierda esté mucho más fragmentada que la derecha. Eso puede hacer que gobierne ésta cuando la mayoría de la sociedad está a la izquierda. Eso tampoco tiene sentido democrático. A mí me parece más lógico hacer segundas vueltas. Porque si sólo hay un partido de derechas, como el PP en España hasta que llegó Ciudadanos, es lógico que consiga más votos que el primer partido de izquierdas si hay cinco de esta ideología.”

La corresponsal explica: “En una segunda vuelta, no son los partidos los que hacen pactos en despacho a cambio de no se sabe qué, cambio de sillones, favores, etc. Cuando ves que en Navarra se han tenido que aliar cuatro partidos para superar a la fuerza más votada, te preguntas si no es exagerado. El sistema a dos vueltas hace que se eliminen los candidatos con pocos votos y queden los que han tenido muchos votos, pero permite al ciudadano controlar el sentido en que se hacen los pactos, porque los partidos eliminados tienen que negociar para ver a quien apoyan. Pero tu lo sabes.”

Sandrine Morel admite que este sistema genera mayorías absolutas a efectos prácticos pero señala: “estamos hablando de permitir la constitución de gobiernos municipales. Y éstos tienen que funcionar. No puede ser que estén paralizados porque cada vez que hay que tomar una medida se necesite volver a cerrar pactos. Es una cuestión de eficacia. Aunque es cierto que lo que hace este sistema es reforzar los dos principales partidos. Y no creo que ahora en España, los nuevos partidos que han llegado al poder les interese una segunda vuelta. Pero creo que es un debate que no es raro que se dé en España.”

En cuanto a los motivos del Partido Popular para sacar ahora este debate, la corresponsal apunta: “Creo que el PP, y también el PSOE, están interesados en una nueva ley electoral. Porque están viendo que les va a costar cerrar pactos con las nuevas fuerzas para gobernar. El PP lo está sacando ahora porque tiene mayoría absoluta… y quien sabe cómo estará el próximo parlamento de fragmentado. Si consigue el apoyo de los socialistas, podría cerrar la reforma de la ley electoral. Pero no lo hará de forma unilateral sin el PSOE y no creo que se haga porque en este momento la ciudadanía no lo entendería. Lo que me parece evidente es que tanto populares como socialistas están nerviosos por las dificultades que se avecinan con la fragmentación electoral.”