Claudia Cucchiarato, de L´Unitá y colaboradora de otros medios italianos como La Reppublica valora en radiocable.com el resultado de las urnas en Italia como un “caos” que puede tener repercusiones tanto económicas como políticas para Europa y sobre todo España. Y señala el hartazgo con los partidos políticos tradicionales y la corrupción como puntos en comun.

Claudia Cucchiarato

Claudia Cucchiarato explica que el resultado electoral deja “muchos problemas para formar gobierno. Puede haber pacto de la izquierda, que es la ganadora aunque de forma un poco pírrica, con la derecha. Es bastante improbable aunque nunca se sabe. Podría haberlo con Beppe Grillo, aunque él ha dicho que se opone. Y podría haber pactos muy puntuales y concretos para reformar la ley electoral y volver a votar. En cualquier caso es un caos y puede tener repercusiones tanto económicas como políticas para Europa y para España”.

La corresponsal considera también que “lo que sale de las urnas en Italia es un toque de atención para los partidos políticos tradicionales. Porque realmente el único que ha ganado en Italia es Beppe Grillo. La antipolítica o el hartazgo de la política tradicional es evidente, y es algo que se debe mirar con atención desde España”.

Señala que el resultado en Italia también refleja el hartazgo de la sociedad que hace 20 años, cuando cayó la 1ª República pensó que las cosas iban a cambiar y ahora ve que nada ha cambiado: “en esta última campaña electoral se ha visto que no ha cambiado nada en comparación con las de antes: sólo se ha hablado de corrupción, de malas prácticas, han salido casos de abuso de poder… temas que dejan en evidencia una podredumbre bastante generalizada en todas las esferas de la clase política. Y esto tiene una vinculación muy clara con España”.

Claudia Cucchiarato cree que todos los casos de corrupción y abuso de poder que están saliendo a la luz ahora en España y que afectan a casi todas las formaciones son “un caldo de cultivo que lleva en potencia a lo mismo que Italia. En Italia ha sido mucho más fuerte, pero no cambia tanto. Es un poco el desapego a la política tal y como la hemos conocido. De hecho en Italia hay mucho entusiasmo con Beppe Grillo y muchos que piden un cambio. Lo que no se sabe es hacia donde, porque sus propuestas no son muy concretas. Y eso genera inestabilidad. Hay ganas de cambiar de página, pero no sabemos a donde va”.

La periodista destaca que el Movimiento 5 estrellas de Beppe Grillo ha sabido conectar muy bien con “la decepción de los italianos con los mercados y hacia un sistema económico que parecía abocado al éxito y que en cambio la gente ve como disminuye su poder adquisitivo, sus pensiones, sus servicios sociales”. Pero de cara a su traslación a España apunta: “No veo aún a alguien que pueda llevar ese mensaje. Hay un potencial claro de electores para un movimiento de este tipo, pero no veo que se haya formado. Los indignados, por ejemplo, tienen un discurso parecido pero no han dado el salto a la política, ni parece que lo quieran dar”.

Print Friendly

Aporta link o información: