Valerie Demon ve “lógica y coherente” la renuncia del secretario general de CiU dadas las reticencias que ya había manifestado sobre la consulta soberanista impulsada por su partido, pero cree que abre una fisura en el mismo. La corresponsal de La Croix también destaca en radiocable.com que el posicionamiento de diferentes intelectuales sobre el tema de Cataluña se debe a la percepción de que la política está fallando y no se buscan soluciones. Añade: “Empieza a ser muy importante cómo se va a gestionar el 10 de noviembre”.

Valerie Demon asegura: “No me ha sorprendido la dimisión de Duran Lleida. Hace meses ya habló de ello. Dijo que no era independentista y que no se sentía cómodo con la consulta. Como todo parece bloqueado y la fecha de la consulta se mantiene, así que su dimisión me parece casi lógica. Pero abre un panorama interesante, porque él era la cabeza visible de CiU en Madrid, el posible enlace en el Congreso para buscar soluciones. Y de momento parece que no ha servido para que haya un canal de conexión fluido entre Madrid y Barcelona.”

Y destaca que ahora parece que mucha gente se está posicionando: “Es interesante que hayan salido intelectuales en España, se han posicionado porque ven que a nivel político se está fallando, algo no funciona y hay que buscar soluciones. Haya consulta o no el 9 de noviembre, lo que empieza a ser muy importante es el 10 de noviembre y cómo se gestiona la frustración que pueda surgir. Eso es un problema que habrá que resolver y creo que va a ser sobre todo después del día 10″.

Sobre el efecto que puede tener la renuncia de Duran Lleida, la corresponsal añade: “Su dimisión es coherente con lo que estaba diciendo. Eso abre una fisura evidente en CiU. Habrá que ver si se agranda o no y si es un toque de atención. Creo que en CiU ya saben que hace falta hablar, aunque no creo que salga mucho del encuentro con Rajoy antes del 10 de noviembre. Luego entramos en el terreno de hipótesis políticas, pero si hay elecciones anticipadas, si que tiene importancia la dimisión de Durán. Habrá que ver que hace y se rompe la mitad de CiU.”

Valerie Demon también explica que desde Francia sigue costando entender el problema con Cataluña: “Oficialmente, Francia no entra en el tema. Es un problema de España que tiene que resolver España. Pero cuesta entenderlo desde Francia, porque nuestro sistema político es muy distinto. Más centralista o jacobinista, como suelen decir en Cataluña o País Vasco. Pero no se entiende y menos en tiempos de crisis. La percepción desde Francia no ha cambiado y no va a cambiar.”

Print Friendly, PDF & Email