El Die Zeit de Alemania publica un artículo de Karin Finkenzeller y Mark Schieritz titulado: ??¿Caerá ahora también Madrid??.

Según los autores, ??la débil coyuntura podría obligar a España a recurrir al fondo de rescate de Bruselas?

Hasta ahora, las deudas del Estado español nunca supusieron un problema. En los últimos años, el Gobierno en Madrid siempre cumplió todas las pautas de déficit de la Unión Europea. E incluso después de dos años de crisis, los españoles presentan ??con aproximadamente un 70 por ciento del rendimiento económico?? menos deudas que Alemania. Los españoles habrían cumplido sin problemas el nuevo pacto fiscal con el que el Gobierno alemán pretende evitar futuras crisis.

Por ello, para Berlín el descalabro del alumno modélico en política financiera no sólo es un desafío financiero, sino también intelectual. La miseria española no se debe a excesos de deuda estatal, sino de deuda privada. Primero el ascenso y después la caída ?? España es un ejemplo modélico del efecto devastador que tienen los excesos especulativos.

Bajo esto se resiente ahora también el Estado, puesto que los escasos ingresos tributarios y los gastos adicionales para el apoyo a los desempleados suponen una carga para los Presupuestos del Estado. Actualmente, en los mercados financieros predominan los escépticos. Pero por ahora los orgullosos españoles no quieren ayudas. Acudir a Bruselas es algo que en Madrid se considera una humillación. Además, la UE ??al contrario que el BCE?? sólo concede sus créditos bajo condiciones muy estrictas.

Es cierto que los ministros de Finanzas de la UE anunciaron el pasado viernes que el volumen del fondo de rescate ha sido aumentado ??a aproximadamente 800.000 millones de euros?, pero los supuestos nuevos fondos son, en su mayoría, sumas ya prometidas a Portugal, Grecia e Irlanda. Así pues, es muy posible que en breve haya que volver a aumentar el fondo. Pero también los Estados dadores han llegado hace ya tiempo al límite de su capacidad de carga, tanto a nivel político como económico. Sin embargo, en el círculo de sus homólogos el ministro de Finanzas español (sic.) Luis de Guindos se mostró el pasado viernes lleno de esperanza en cuanto que sus Gobierno superará la crisis. No sólo los españoles esperan encarecidamente que el ministro tenga razón.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. ES una humillación , en especial de los que hemos pagado siempre nuestras deudas y alimentado a los que nos cargaban las suyas. Me refiero a los 7.000.000.000 ? de Madrid con su botellazo y su tamayazo, que también recaen sobre “las periferias” que hemos de pagar sus barbaridades. Por si fuera poco, también nos privan de nuestro comercio torpedeando nuestra salida a Europa (Corredor de la Mediterrania) que siempre les ha alimentado y ahora temen que nos alimente a nosotros .