Dos agentes acosan a la mujer de Hu Jia

Hu Jia es un abogado y activista que denuncia los abusos del Gobierno chino en materia de derechos humanos, medio ambiente y asuntos de SIDA. Por todo ello llevaba desde el 2006 bajo arresto domiciliario, aunque el pasado 27 de diciembre fue detenido por la Policía y nadie sabe donde está. Ahora su mujer, Zeng Jinyan, que también es abogada, ha quedado condenada a arresto domiciliario… junto al bebé de dos meses de la pareja.

El acoso al que ambos han sido y están siendo sometidos ha sido grabado por el propio Hu Jia para un documental titulado “Prisoners in Freedom City” (prisioneros en la ciudad de la libertad). Fue colgado en Youtube el 1 de febrero pasado por simpatizantes de su caso para denunciar su situación y mostrar al mundo como las autoridades chinas les persiguen e intimidan con tácticas más propias de matones y gangsters.

Imagen de previsualización de YouTube  

Los responsables de la divulgación de las imágenes aseguran que el acoso, ahora contra Zeng Jinyan y su bebe, prosigue. Han cortado todas las comunicaciones con la casa y la policía solo permite la visita de sus padres y sus suegros. Amigos o periodistas que intentaron llevarle leche para su hijo fueron expulsados y la comida no fue entregada.

Amnistía Internacional ha denunciado el caso de Hu Jia y ha lanzado una campaña de protesta por su encarcelamiento. Para la ONG se trata de una medida de “limpieza” del gobierno chino contra las voces críticas antes de los Juegos Olímpicos de Pekin. (fuente: guerra y paz)

Print Friendly, PDF & Email