A España le va a tocar, en este año recién empezado, lidiar con un nuevo problema y un nuevo gobierno en Cataluña. Pero aunque hay muchas incógnitas al respecto y existe una demanda en algunos sectores catalanes por avanzar hacia una tercera vía intermedia entre el statu quo y la independencia, lo “más probable” es que en 2018 la crisis “mute de aguda a crónica”. Este es el análisis que hace el prestigioso semanario británico de las perspectivas que pueden esperarse en el conflicto catalán.

The Economist detalla cómo el resultado del 21D, aunque deparó un triunfo de Puigdemont y los independentistas, ha dejado muchas incógnitas y preguntas en el aire sobre la futura Generalitat. Apunta que la “mayor” es conocer qué dirección tomará el nuevo gobierno catalán. Asegura que el empresariado catalán quiere “desesperadamente” que los independentistas renuncien a la vía unilateral. Y aunque considera “exagerado” la previsión de De Guindos del daño de 1.000 millones de euros a la economía catalana, recuerda la salida de 300 empresas de la región y el impacto en el desempleo y las ventas.

El artículo también señala que se aprecia una “fatiga palpable” en el movimiento independentista, cuya prioridad sería ahora lograr una amnistía para sus líderes. En este sentido apunta que podría ser un bueno momento para avanzar por una “tercera vía” entre el statu quo y la independencia. Pero señala que a corto plazo, Rajoy tiene pocos incentivos para avanzar por este camino, especialmente tras quedar “aplastado” el PP el 21 D por Ciudadanos que está en contra de cualquier concesión a los catalanes. Y advierte de que lo “más probable es que en 2018, la crisis catalana  mute de aguda a crónica”.

The Economist es un semanario británico que se publica desde 1843 y considerado un referente en el  análisis de las relaciones internacionales y la economía. Su opinión influye en la imagen exterior de los países, en los inversores internacionales y marca la agenda de otros medios de comunicación. Desde agosto de 2015 ha dejado de pertencer a Pearson y ahora Exor, compañía de la famila italiana Agnelli dueña de Fiat, controla el 43,4%. La familia Rothschild posee el 25% de las acciones. El resto se reparte entreo otras destacadas familias británicas y empleados y ex trabajadores de la revista. Su linea editorial es neoliberal tanto a nivel económico -a favor del libre mercado, la globalización y la libre inmigración- como en temas sociales -han apoyado el matrimonio gay, la legalización de las drogas o el control de armas-. Y politicamente han respaldado tanto a candidatos conservadores como de izquierdas. Sus artículos no van firmados. Su circulación en 2017 roza los 1,5 millones ejemplares

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email