Ecuador ha demandado a España ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo por su legislación en materia de ejecuciones hipotecarias. El Defensor del Pueblo de Ecuador, Ramiro Rivadeneira, ha explicado que consideran que España vulnera el “derecho a la justicia” de sus nacionales afincados en la Península Ibérica. Calculan que alrededor de 15.000 ciudadanos ecuatorianos están afectados por desahucios e hipotecas y quieren se modifique la Ley de Enjuiciamiento Civil. (Foto: Flickr/Polisea)

En la demanda, Rivadeneira se ha centrado en el caso de Luis Solórzano, un ecuatoriano residente en España desde 1999 que, después de quedarse sin trabajo en 2008, se vio incapaz de hacer frente a su hipoteca. “Se trataba de una vivienda de protección oficial “cuyo valor de tasación máximo legal es de 53.143 euros”, ha afirmado el Defensor del Pueblo. Pero Solórzano contrató un préstamo por valor de 173.000 euros, un 325% mayor al valor de tasación.

Cuando dejo de pagar la cuotas, el Lloyds Bank con quien contrató el préstamo, le impuso unos intereses de demora del 14%. Le negaron en varias ocasiones la dación en pago, es decir, que se condonara su deuda con la entrega de su casa a la entidad bancaria. Después de agotar las vías legales en España, y tras recurrir a la embajada de Ecuador, el Defensor del Pueblo decidió impulsar su demanda en instancias europeas. Espera que siente un precedente y que sirva para proteger a los ciudadanos.