BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Raczkiewicz escribe desde Polonia en Radio Vaticana un texto titulado ??España después de la visita del Papa Benedicto XVI?. En él critica la ausencia de Zapatero en los actos litúrgicos del Papa y sostiene algunas de las tesis defendidas por la prensa conservadora española: “Es chocante -dice- especialmente después de que se haya arrodillado ante el presidente Obama en el Desayuno de la Oración en los EEUU”:

“El primer ministro Zapatero dijo en el parlamento que la ley de libertad religiosa exige una actualización, no obstante no es urgente. Sus palabras suponen qué ha cambiado radicalmente de opinión. ¿Es un efecto de la visita papal o más bien de las cada vez más próximas elecciones y una popularidad baja del primer ministro? El gobierno socialista ha mostrado que no ha sabido y no sabe correctamente valorar la visita del Papa. El ministro Ramón Jáuregui dijo que se desplazaría a Santiago de Compostela para dar la bienvenida a Benedicto XVI como un político y no como un católico. Es chocante la ausencia del presidente del gobierno Rodríguez Zapatero en las celebraciones con la participación de Benedicto XVI, especialmente después de que se haya arrodillado ante el presidente Obama en el Desayuno de la Oración en los EEUU?.

Superficialmente podría llamar la atención pero probablemente si la conducta de la Iglesia católica para con su gobierno hubiera sido diferente, el marco de relaciones también lo serían.

Zapatero ha apostado por la alianza de civilizaciones. Por tanto es lógico que el gobierno español haya apoyado, como lo ha hecho, la visita de Benedicto XVI (30 millones de euros en este momento supone algo más que una donación generosa).

Pero el apetito Vaticano parece insaciable. No es de recibo que, tras la generosa invitación en términos económicos, el Papa haya utilizado el viaje para cargar contra el gobierno democrático y de los ciudadanos.

La Iglesia tiene muchas razones para estar contenta con el gobierno. Pero a la Iglesia española no le parece suficiente la conducta de Zapatero.  Y eso que su actitud no le sale gratis. Guardar, por ejemplo, la Ley de Libertad Religiosa en un cajón, tiene un alto coste político para él, pues el electorado exige pasos hacia el laicismo institucional (que no confundir con el ateismo),y  hacia la separación real de la Iglesia y el Estado democrático.

Si lo que está haciendo el Vaticano es recoger las tesis de la prensa neocon española se están equivocando pues su crítica nace simplemente de una batalla por el poder, no de un análisis limpio sobre la relación del catolicismo con el socialismo.  Pero si lo que están haciendo parte de sus propios análisis entonces tenemos un problema. Porque ¿que más quieren sus señorías?

[Mas noticias de España desde el exterior en NOS MIRAN]