Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Los hombres que hoy se han reunido en La Moncloa son dos hombres decepcionados. Ambos habían soñado que, bajo su presidencia, el problema de Euskadi se resolvía: hacia la soberanía, soñaba Ibarretxe; hacia la integración, soñaba Zapatero. Hoy se han encontrado sabiendo ambos que tal cosa no ocurrirá.

El viejo problema les sobrevivirá, como a tantos que les precedieron y quién sabe si como a otros que les sucedan. Sus enemigos les critican con ferocidad, como si ellos hubieran inventado el conflicto, pero los suyos les respetan porque lo han intentado. El pulsómetro de la SER nos dice que la mayoría de los vascos apoya al lehendakari y que la mayoría de los españoles entiende los esfuerzos de Zapatero. Dos hombres decepcionados. A veces cuesta aceptar que no vamos a ser históricos y que habremos de conformarnos con gestionar de forma responsable un litigio que, tal vez, no nos llegó maduro. O al que, tal vez, nosotros no llegamos maduros.

También es desesperante para nosotros, los ciudadanos, aceptar estos conflictos que parecen eternos; que éramos jóvenes y estaban, que envejecemos y están. Puede que muramos y sigan estando. Por eso, tenemos derecho a pedir a nuestros gobernantes que recuerden una cosa básica: la política es oficio de adultos. Y los adultos saben que los problemas que no se pueden resolver, al menos no deben empeorarse. Y a seguir conviviendo.”

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email