El documento, al que ha tenido acceso radiocable.com, está fechado el 1 de marzo de 2011.
El último escenario, el conocido como “nivel 3″preveía incluso el “racionamiento” .

En febrero de 2011, con los precios de la gasolina en máximos debido a las crisis de Libia y Egipto, el gobierno anunció una reducción de velocidad en las autovias de 120 a 110 km/h. La medida desató un apasionado debate, pero lo que no se conoció entonces es que aquella era solo la primera fase de una serie prevista en los escenarios “críticos” que dibujó el ejecutivo y a los que trataba de adelantarse.

El gobierno de Zapatero planificó hasta cuatro niveles de alerta diferentes. Solo fue necesario activar el primero de ellos. Los otros incluían desde iniciativas destinadas al ahorro energético en las instituciones, el parón de la industria, la restricción de la demanda e incluso el “racionamiento”. Este último escenario, el conocido como “nivel 3″ era casi de película. Antes de activarse, se habrían agotado todas las posibilidades: Activación de reservas mínimas de seguridad, “interrumpibilidad”, Sustitución de aprovisionamiento de gas y petróleo (mercado spot) y medidas de “restricción temporal de la demanda”.

El Nivel 3, presuponía “Graves problemas de suministro”

* Activación de las reservas estratégicas
* Utilización máxima de carbón en centrales eléctricas
* Intervención de las interconexiones de gas
* Medidas de racionamiento de la demanda

 Imagen de previsualización de YouTube

Mad Max2, de 1981 dirigida por George Miller y protagonizada por Mel Gibson. Escenificaba un mundo apocalíptico, consecuencia del desabastecimiento del petróleo.

El documento, de 16 páginas y fechado el 1 de marzo, retrata la gran dependencia española del suministro energético exterior y en especial de los combustibles fósiles en casos de crisis geopolítica. Fue elaborado para su distribución entre responsables autonómicos y otras instituciones. Describía los aprovisionamientos de petróleo y gas, la dependencia exterior, el riesgo -derivado de ambos conflictos- que corrían los precios del petróleo y del gas, la diversificación de fuentes de energía, e incluso los protocolos de actuación en caso de crisis de suministro de petróleo o de gas natural.

El documento, al que ha tenido acceso radiocable.com,
está fechado el 1 de marzo de 2011.

 

Para pasar a una situación de emergencia es necesario un acuerdo del Consejo de Ministros en coordinación con la Agencia Internacional de la Energía” -explicaba el documento.

En el texto también se reconocía que, “sólo en el escenario extremo habría riesgo de suministro para la cobertura temporal del 20% aproximado del mercado convencional de gas natural (…) Están previstas situaciones de Operación Especial en la regulación del sector”. Respecto al petróleo explicaba que, en caso de desabastecimiento, “la AIE (agencia Internacional de la Energía) disponía de reservas estratégicas por 1600 millones de barriles, equivalentes a 145 días de importaciones de la OCDE”

undefined

Los niveles de alerta planificados por el Ejecutivo para adelantarse al desabastecimiento. En aquel momento se señaló en azul el nivel de alerta que obligó a reducir la velocidad en autovía. Una etiqueta decía “Nivel actual”, (del 31 de marzo de 2011)

El día del anuncio en la prensa:

“El Consejo de Ministros ha aprobado un plan de ahorro de combustible, motivado por la crisis del petróleo que tiene lugar por la situación en los países árabes, que consiste, entre otras medidas, en reducir la velocidad máxima en las autovías de 120 kilómetros por hora a 110. Esta medida, de carácter transitorio, entrará en vigor el día 7 de marzo. Con esta reducción de velocidad se ahorra un 15% en el depósito de gasolina y un 11% si es gasóleo.”

Lo que no se contó es que aquella era solo el nivel 1, la fase B, la más suave de cuatro niveles que no tuvieron que ser activados.