Imagen del Informe de Amnistía

Los jueces y políticos españoles actúan con desgana en la lucha contra el racismo y la xenofobia. Es lo que denuncia Amnistía Internacional en un informe. La ONG dice además que se producen 4.000 ataques racistas cada año, pero no se conocen porque el Gobierno no publica los datos oficiales de estos delitos, algo que sí ocurre en otros países de la UE.

La investigación de AI lleva por título “España, entre la desgana y la invisibilidad” [VER PDF]. En él se analiza las políticas del Gobierno en la lucha contra el racismo y la xenofobia y se tienen en cuenta tanto la comunidad gitana, como el fénómeno más reciente de la inmigración. Y la conclusión es que estamos a la cola de Europa en el combate contra estas lacras y somos uno de los pocos países europeos sin un organismo nacional ni un plan de lucha contra la discriminación racial.

Apenas hay denuncias en los tribunales sobre ataques o discriminación con un componente racista debido a la dificultad probatoria de estos delitos, el temor de las víctimas a ser objeto de represalias, a que se inicie un expediente de expulsión del territorio “, segun el director de la ONG, Esteban Beltran.

Amnistía también critica que España no haya ratificado el Convenio Europeo sobre la Lucha contra la Trata de Seres Humanos, siendo uno de los 10 países europeos con una mayor incidencia de casos de explotación sexual a mujeres y niñas extranjeras.

Uno de los pocos ataques racistas que tuvo repercusión fue la agresión a una menor ecuatoriana por parte de un joven barcelones en el Metro. En principio el sistema judicial ni siquiera prestó atención al caso, aunque tras la polémica que suscitaron las imágenes del incidente, el ministro intervino y finalmente el agresor fue detenido

Imagen de previsualización de YouTube

 

Print Friendly, PDF & Email