Rochus Misch con una foto de HitlerDicen que Rochus Misch es el único testigo vivo del circulo íntimo de Hitler y uno de los que sobrevivió en el bunker de Berlin. Durante cinco años fue su guardaespaldas, mensajero, ordenanza y hasta telefonista. Hoy ronda los 90 años y tras una larga época de silencio publicó su autobiografía y ahora en una entrevista del XL Semanal  habla del fuhrer con afecto, y llamándolo “el jefe”.

Aparecía en una de las escenas finales de El hundimiento, la película de Oliver Hirschbiegel sobre los últimos días del Tercer Reich, en Berlin. Pero pese a todo casi sesenta años después aún parece deslumbrado por la figura de Hitler y eso que Misch asegura que no era un nazi comprometido y que nunca fue miembro del partido: “No puedo relacionar los recuerdos del jefe estupendo que conocí con el monstruo que pintaron después de la guerra. Son dos imágenes que mantengo separadas” asegura en la entrevista.

Rochus Misch también cuenta que en el bunker no se gritaba, tal y como aparece en la película, sino que casi todos hablaban en susurros. También explica como fue él y un compañero quienes encontraron los cuerpos de Hitler y Eva Braun después de su suicidio. Aun se acuerda del número de teléfono del bunker o de la última llamada que conectó y revela que recibe multitud de carta de admiradores generalmente pidiéndole un autografo.

El antiguo militar nazi parece incapaz de entender lo repulsiva que puede resultar para la mayoría de los mortales la añoranza que siente por Hitler y su régimen.”Era el mejor jefe que se puede tener: siempre tranquilo, educado y amable. Ojalá todo el mundo tuviera un superior como él”, recuerda.  Y aunque siempre ha dicho que no supo nada de los crimenes nazis que se planearon y dirigieron tan cerca suyo, considera que los años que pasó ??preso y torturado por un judío? en Siberia valen de ??tributo? pagado ante la historia.

Print Friendly, PDF & Email