Hace 20 años, España vivió una de sus primeras “acampadas de indignación” en favor de la reivindicación de destinar un 0,7% del PIB para la ayuda de cooperación a países en desarrollo. Durante el gobierno de Zapatero, se llegó a estar en el 0,46%. Pero ahora  la AOD, Ayuda Oficial al Desarrollo, está en mínimos históricos, un 0,12%, según denuncia el informe “La realidad de la ayuda” de Oxfam Intermon y coloca a España en la cola, puesto 26 de 28, entre los donantes mundiales. En 2015, la AOD cayó hasta los 1.261 millones de euros, un 73,5% menos que en 2008 cuando se llegó a 4.762 millones de euros.

(Foto: Flickr/AECID)

El informe evidencia que España lleva seis años reduciendo sistemáticamente las partidas destinadas a cooperación internacional y Oxfam Intermon denuncia que “camina de manera decidida hacia el colapso de su política pública de cooperación y la irrelevancia”. Los recortes se iniciaron en 2008, cuando estalló la crisis, pero se han mantenido a pesar de la recuperación de la economía y de que desde 2014 ha registrado buenos índices de crecimiento económico. Así en 2015, la AOD se redujo en un 11% con respecto al año anterior, a pesar de que el PIB creció un 3,2%.

En la actualidad España destina a la cooperación una tercera parte del dinero que destinaba en 2008. Y esto la coloca en el puesto 26 de la lista de donantes de 2015. Solo Eslovaquia y Polonia tuvieron peores cifras. Hace seis años, llegó a ocupar el puesto 11º, dedicando a la AOD el 0,46% de su PIB.

Oxfam Intermon denuncia además que la situación es especialmente grave en cuanto al presupuesto destinado a la Acción Humanitaria, ya que en un momento en se se están viviendo las mayores necesidades humanitarias en 70 años y más de 128,6 millones de personas en el mundo están en situación de emergencia, España ha recortado esta partida desde 2009 hasta 2015 en un 85,4% y la última partida apenas llegó a los 46,6 millones de euros.

La ONG critica asimismo que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, principal ejecutora de la AOD, sólo gestiona el 15,7% del presupuesto. El grueso de las partidas queda en manos de otros ministerios como Hacienda y Administraciones Públicas o Economía y Competitividad que gestionan el 60% y que va a parar principalmente a contribuciones obligatorias a la UE y organismos internacionales. Por todo ello, se pide al gobierno un “giro de 180º” y una “refundación” de la política pública de cooperación para  alcanzar el 0,4% del PIB en 2020.