España se encuentra en un punto de inflexión y su ecosistema empresarial en biotecnología está creciendo y ganando reconocimiento internacional, hasta el punto de que se está convirtiendo en un nuevo centro neurálgico en Europa. Esa es al menos la idea que se está transmitiendo desde Labiotech.eu, portal de referencia sobre biotecnología en el Viejo Continente y en el que dos expertos han publicado artículos destacando la “revolución en marcha” española en este campo, así como los 400 millones de capital que se va a invertir en empresas españolas y las oportunidades que ofrece este mercado.

(Foto: Flickr/Hagestowncc)

A pesar de las dificultades que el sector ha atravesado durante la crisis y la fuerte caída en la inversión en I+D, España está decidida a alcanzar en biotecnología niveles similares a los de Francia, Reino Unido o Alemania. Y dos expertos internacionales, Clara Rodríguez y Edoardo Negroni, lo han puesto de relieve con sendos artículos recientemente publicados.

Así por ejemplo se destaca especialmente el protagonismo de algunas empresas en la “revolución” en el ecosistema de la biotecnología española, mencionando especialmente el texto de Rodríguez, a la mallorquina Sanifit, la catalana Ysios Capital y la madrileña Pharmamar. Pero la idea general es que en este momento el sector está en un punto de inflexión en el que el crecimiento y el reconocimiento internacional puede colocar a España en futuro muy próximo al nivel de los países europeos líderes en biotecnología.

Por su parte, Edoardo Negroni, enfatiza que España es la “estrella emergente” en la comunicad europea, detallando como habrá más de 400 millones de euros en venture capital para financiar nuevas startups en el país. En concreto se menciona el éxito de Ysios Capital que ha cerrado una inyección de 126 millones y la apuesta por las inversiones en biotecnología que se están viendo por parte de grupos como Caixa Capital Risc, Healthequity o Riva & García. Y detalla también que Alta Life Science, una firma con sede en Barcelona, ha logrado recaudar 200 millones de euros.

La importancia del cluster de empresas de Barcelona que lleva 15 años existiendo y logrando éxitos en biotecnología, es destacada, así como la emergencia de Madrid, que es la sede de las instituciones centrales. Pero se señala que España también cuenta con otros puntos que están logrando avances como Euskadi, Navarra, Andalucía, Galicia y Valencia, donde “a pesar de la escasez de recursos, los científicos y la comunidad biotech ha podido organizar con eficiencia una infraestructura de investigación”.