Sólo en los últimos cinco años, España ha pagado 53.900 millones de euros a la Comisión Europea en concepto de sanciones por haber incumplido directivas europeas, tradar demasiado en transponerla a su ordenamiento o desobedecer sentencias del Tribunal de Justicia de la UE. Esto coloca a España como el país que más multas ha recibido y pagado de toda la Unión Europea, según resalta un artículo de Belén Belmonte en El Mundo, con mucha distancia sobre el segundo, que es Bélgica, con 10.000 millones.

(Foto: Flickr/Ben)

La Secretaría General de la Comisión Europea ha hecho públicos los datos de lo recaudado por sanciones comunitarias desde 2012, 76 millones de euros en total aportados por siete países diferentes. En el caso de España llama la atención que los casi 54 millones de euros pagados corresponden sólo a dos sanciones: una de 24 millones por el llamado caso Megafesa por ayudas ilegales a esta empresa y otros 30 millones por dar “vacaciones fiscales” a compañías del País Vasco y no recuperar la ayuda estatal.

Curiosamente a pesar de los numerosos procedimientos abiertos por la Comisión Europea a España por incumplir la normativa, sólo el 15% han llegado al Tribunal de Justicia Europea y sólo tres han supuesto sanción económica. Además de los dos mencionados, España tiene pendiente la multa de tres millones de euros a la que ha sido condenada por haber tardado demasiado en liberalizar los servicios portuarios, que dio lugar al conflicto de los estibadores.

Además de España, han sido sancionados por la Unión Europea, Bélgica, con diez millones de euros; Grecia, con más de cinco millones; Suecia, con dos millones; Portugal con 400.000 euros y Luxemburgo, con 250.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email