El 14,8% de los hogares españoles en los que hay al menos un trabajador viven bajo el umbral de la pobreza. Son datos de la OCDE y colocan a España con el mayor porcentaje de todos los países pertenecientes a la UE en cuanto a “trabajadores pobres”. España roza incluso ser el país con peor registro de todo el continente, ya que sólo Turquía presenta cifras peores, con un 15,3%, y queda muy lejos de Alemania, que apenas tiene un 3,7%.

(Foto: Flickr/Arrelsfundacio)

El informe de la OCDE sobre pobreza laboral y desigualdad analiza datos de 2015 en 42 países y fija el baremo en aquello que reciben menos del 50% de la mediana de los ingresos disponibles en cada país. En la parte alta de la tabla figuran China, como el país del mundo con mayor porcentaje de trabajadores pobres, un 25,6%. Le siguen India, 18,5% y Costa Rica, 16,8%. Y España figura en séptima posición con un 14,8% y muy lejos de la media de la OCDE que es del 8%, cuando antes de la crisis, tenía un resultado en este ránking del 9%.

Entre los países que destacan en sentido contrario, están Irlanda con un 3,5%, Alemania con un 3,7% y la República Checa con 3,9%. Los países nórdicos figuran con cifras cercanas al 5% y un poco por detrás figuran otros pesos pesados de la UE, como Reino Unido (5,9%), Holanda (6,1%) o Francia (7,1%). Incluso Portugal e Italia aparecen en la tabla bastante por delante de España con un 9 y 12,4% respectivamente.

El informe de la OCDE también se fija en la pobreza en los hogares en los que los trabajadores son personas jóvenes o mayores y destapa una gran diferencia en estos segmentos. Así mientras que el 22,1% de los trabajadores entre 18 y 25 el 22,1% están bajo el umbral de la pobreza, entre los mayores de 65 años, la cifra es del 5,9%.

Print Friendly, PDF & Email