El 49% de los trabajadores españoles con menos de 30 años cobra lo que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico llama “salarios bajos”, es decir, remuneraciones inferiores al 66% del salario mediano en el país. Son datos del último informe sobre perspectivas laborales de la OCDE del que se hace eco ElDiario.es y que señala además que España es el país del grupo de naciones desarrolladas que tiene el mayor porcentaje de jóvenes en esta situación.

El informe analiza registros de 2016 de 32 países y establece que de media entre todo ellos, un 34,9% de los trabajadores de entre 15 y 29 años cobra un salario bajo. España “lidera” el ranking con casi 15 puntos más que la media, 49%, y además evidencia una significativo empeoramiento de este indicador en la última década, ya que en 2006, el porcentaje de jóvenes que cobraba menos del 66% del sueldo mediano era del 32,1%.

El segundo país que “peor paga” a sus trabajadores menores de 30 años, según la OCDE es Luxemburgo, también con un 49%, aunque en este caso ha mejorado su puesto en el ranking ya que hace una década, estaba en el 54,6%. A continuación figuran Irlanda (48,3%), Alemania (47,5%), Suiza (46,9%) Canadá (45,5%) y EEUU (45%).

En el lado contrario, el país de la OCDE en el que menos jóvenes cobra un salario bajo es Chile, con un 13%. Le siguen Eslovaquia, 17,8%, República Checa 20,1%, Hungría, 21,3%, Bélgica, 21,6% y México, 23,6%.

El informe también pone de relieve que aunque ha habido algunos países que han aumentado o recortado significativamente el porcentaje de jóvenes con sueldos bajos, de media en los 32 países analizados, el dato apenas ha subido un 0,2% en la última década. España ha sido el país en el que más ha empeorado el indicador desde 2006, al contabilizar 16,9 puntos más. Estonia e Irlanda, también han registrado subidas de un 15,9% y 10,2% respectivamente.  Pero en cambio, 17 países han reducido su tasa, destacando en este sentido Polonia, 11,8 puntos menos, Suecia, 10,9 menos y Hungría, 10,6.

Print Friendly, PDF & Email