El Índice de la Paz Mundial mide la tasa de homicidios, los actos terroristas, la población encarcelada o desplazada, la presencia en conflictos bélicos y otros parametros para determinar el nivel de violencia de los países. En su ranking 2012, según recoge el blog Cooking Ideas, Islandia está considera la nación más pacífica del planeta y Somalia la menos. España ocupa el puesto 25.

En total el estudio ha evaluado a 158 países. Los islandeses ocupan el primer puesto con una puntuación de 1.113. Tienen entre otras cosas la tasa de homicidios más baja del mundo: 0,3 por 100.000 habitantes (lo que viene a ser un solo muerto al año, teniendo en cuenta que la isla tiene 320.000 habitantes). Es la tercera parte de la que tiene España.

Nuestro país ocupa la vigesimoquinta posición con 1.548 puntos. Los aspectos que peor nota reciben son la percepción de la criminalidad en la sociedad y la capacidad militar. Y los que mejor, la tasa de homicidios, los conflictos organizados internos, la importación de armas, las muertes por conflictos locales o internacionales, personal de servicios armados o población desplazada.