Después de Turquía que es el mayor “contaminador” de residuos plásticos con 144 toneladas por día de media, España se ha convertido en el segundo país que más de este material vierte al mar Mediterráneo: 126 toneladas/día. Es lo que asegura un informe de WWF que intenta llamar la atención, aprovechando el Día Mundial de los Océanos, sobre el grave problema de la contaminación marina por plásticos.

(Foto: Flickr/Dardoeloy)

Europa es el segundo mayor productor de plásticos del mundo, detrás de China, pero como apenas se recicla un tercio de las 27 millones de toneladas de residuos que se generan cada año, la mitad de este plástico acaba en los vertederos. Y Greenpeace ha documentado que unos 8 millones de toneladas de estos residuos terminan llegando a los mares y océanos de todo el planeta.

Por su parte WWF asegura que los microplásticos representan el 95% de los residuos en mar abierto, en los fondos marinos y en las playas de todo el Mediterráneo. Y estos residuos proceden principalmente de Turquía y España, seguidos de Italia (90 toneladas), Egipto (77) y Francia (66).

Los macroplásticos —artículos de desecho más grandes como bolsas, globos, botellas, tapas o pajitas— son la forma más visible de contaminación plástica. Pero son los microplásticos, fragmentos de menos de 5 mm, los que más afectan a la vida marina. Cada año entre 150.000 y 500.000 toneladas de macroplásticos y entre 70.000 y 130.000 de microplásticos entran en los mares europeos, terminando la gran mayoría en el Mediterráneo. Y en este mar el problema se ha convertido en especialmente grave y acuciante, ya que a pesar de contener sólo el 1%s de las aguas del mundo, el Mediterráneo concentra el 7% de los microplásticos del planeta.

El informe de WWF señala que en 2016, España fue, tras Alemania, Italia y Francia, el cuarto mayor consumidor de plásticos de la UE con 4,6 millones de toneladas. Y además concentra el 10% de los plásticos de un solo uso -botellas de agua, pajitas, tazas, etc.- de todo el continente. Y se recicló cerca del 38%, pero sin restricciones para vertederos.

Pera remediar esta situación, los ecologistas piden a los países pasar del 30% de plásticos que se reciclan a un 100% en 2030, prohibir el uso de plásticos de un solo uso y lograr la recogida del 100% de todos los residuos. Han incluido también recomendaciones para industrias y usuarios, alertando de la necesidad de actuar ante un problema que está contaminando las aguas, envenenando la vida marina y que además afecta a la pesca y el turismo, dos importantes industrias, en el caso de España.

Print Friendly, PDF & Email