El gobierno sigue con su estrategia de apuntalar la Marca España en el extranjero y ha elaborado un Plan de Acción Exterior 2014 que busca sobre todo mejorar la posición de nuestro país en los 40 principales rankings internacionales. Según detalla El Mundo, se ha creado un “dream team” en forma de comisión interministerial coordinada por el Alto Comisionado Carlos Espinosa de los Monteros, para llevarlo a la práctica. El primer paso se centra en aspectos más de forma que de fondo. (Foto: Flickr/Olie300)

Como gran novedad  en el Plan de Acción Exterior 2014 que acaba de aprobar el gobierno, se ha elaborado un “mapa detallado de fortalezas y debilidades” del país centrado en su posicionamiento en los rankinks internacionales. Marca España, en colaboración con Deloitte, ha identificado los 140 principales índices de referencia. Y entre éstos ha seleccionado los 40 ránkings mundiales más destacados por su continuidad en el tiempo, por su impacto en los medios de comunicación y por su influencia global en la comunidad internacional. Y los ha agrupado por sectores.

Así, por ejemplo, en economía y empresa, están índices de la OCDE, del FMI o del Foro de Davos; en turismo, el Country Brand Index,  en Calidad de vida y Educación, las listas de escuelas de negocios del FT, el del think tank suizo IMD o el célebre informe PISA; y en gobierno e instituciones, el del Reputation Institute o el de Libertad Económica del Fraser Institute.

El objetivo es no estar por debajo del puesto 20 en los principales índices lo antes posible. Y en algunos, como los de turismo, muy arriba. Y para ello Marca España invitará a formar parte de la comisión interministerial o “Dream Team” a los encargados, en cada departamento, de suministrar los datos a los rankings internacionales. Se persigue informar de cuándo se elabora la información, qué se pide y así establecer por qué estamos mal situados y mejorar.

Según el estudio elaborado, España aparece en posiciones retrasas en algunos de éstos índices por una cuestión formal: no se entrega la documentación pedida adecuada, se hace fuera de plazo o incluso en el idioma equivocado. Marca España cree que sólo optimizando este aspecto, España puede subir muchas posiciones.

Y se pone como ejemplo las escuelas de negocio españolas que ocupan, como recoge Le Monde esta misma semana.  los primeros puestos en los rankings internacionales. En gran parte esta situación se debe a que han aprendido cómo destacar, estudiando detenidamente la composición de las bases, los criterios que más puntúan y cuidando las grandes categorías.