Mike Elkin, corresponsal en España de la revista Newsweek, considera que gane quien gane en noviembre, la relación entre la Moncloa y la Casa Blanca mejorará, porque no tiene sentido la pared que han levantado Zapatero y Bush. En radiocable.com valora la reciente polémica por el rechazo de McCain a comprometerse con un encuentro con el presidente español -mientras que Obama acaba de hacerlo en otra entrevista en Unión Radio-. Considera que la respuesta del republicano fue un poco rara, pero probablemense se debió a que intentó esquivar la pregunta porque no tenía una respuesta clara y el tema no lo tenía preparado.

Web de Newsweek

Para Mike Elkin, la historia se ha magnificado en España, donde todo lo que se dice sobre Zapatero y Bush es noticia, pero en EEUU nadie habla de ello. Tanto para McCain como para Obama, este es un tema menor que ni aparece en sus agendas de campaña.

El corresponsal de Newsweek escribió en junio pasado un artículo en el que analizaba la mala relación de Bush y Zapatero tras la retirada de Irak. Un antagonismo que no  perjudicó al presidente español, que se manejó muy bien con esta situación. Para Elkin en cualquier caso, esto no es tan grave como parece en los medios, porque la relación entre gobiernos y ministerios es buena.

Yo creo que Bush y Zapatero se odian. Es que no hay ningún respeto de uno para otro […] Pero eso es una cosa temporal. Cuando llegue el nuevo habrá otra etapa y otra relación.