BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Hay que poner esperanzas. Punto. A la vista de las reacciones se puede decir que no era lo que “todo” el mundo esperaba. Pero los pesimismos preventivos son para los que siempre creen que nunca se equivocan pues como señalaba Inma en facebook, “Quiero pensar en lo de ETA como el cuento de Pedro y el Lobo: alguna vez tendrá que ser verdad”

A lo mejor este es el principio del fin y si esta mañana no lo era puede que termine siéndolo ¿quién lo sabe?. Porque si la sociedad se pronuncia, -y sobre ETA lo ha hecho con contundencia-, y la historia no te respalda, el futuro está de lo más determinado.

Por otra parte, si esto es el principio del fin, entonces está sucediendo tal y como nos lo esperábamos: Sin grandes declaraciones, sin grandes reconocimientos, de forma ambigüa, sin grandes celebraciones… De forma escalada, primero una cosa que luego vendrá la otra.

No quiere decir esto que yo sea un ingenuo patológico. El comunicado es ambigüo, claro, y denota tremendas tensiones dentro de la izquierda abertzale y un mundo al margen de la realidad. Por otra parte el superexperto Txema Montero, -abogado y ex dirigente de Herri Batasuna- ya le ha restado importancia. Cree Montero que el comunicado no supone “el final” y dice que ETA…

“ha escrito esto con el brazo encogido, a la fuerza, porque es Batasuna quien le pide el comunicado y ha escrito algo para salir del paso, a la espera […] aunque si no consigue la legalización y el respaldo en las urnas dirán : ??Esto es lo que queríamos demostrar??, que Batasuna por si misma no es capaz de sacar adelante sus propuestas”, -ha dicho Montero a EL PAÍS.

A pesar de las precauciones, recomiendo encarecidamente al PSOE y a Zapatero que no trate de gobernar para el PP, que no trate de contentarlos. Si acercar presos -la dispersión, esa práctica tan cuestionable democráticamente…- supone terminar con ETA, entonces acérquenlos. Porque el PP negoció, acercó, se sentó y lo intentó.

Y miren, yo no se si este es o no el principio del fin. Sólo sé, como decía, que si lo es será parecido a esto?Y yo no voy a ser quien ponga las zancadillas. Yo pongo todas mis esperanzas. Porque muchas veces la mejor venganza contra la oscuridad es encender un vela.

Print Friendly, PDF & Email