BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El incidente diplomático que provocaron varios gobiernos europeos, entre ellos el español, impidiendo el aterrizaje del avión presidencial de Evo Morales ha sido relatado con detalle por el propio protagonista.

Según contó en su comparecencia en la cumbre de Unasur, unas horas después, el embajador español Alberto Carnero exigió inspeccionar el avión presidencial antes de autorizar su escala en Las Palmas.

El ministro de exteriores, García Margallo, ha negado posteriormente tal incidente pero el propio Evo Morales ha relatado con detalle ante UNASUR el incidente completo. Se puede ver en Internet a partir del minuto 11, aprox.

Imagen de previsualización de YouTube

El relato, por exhaustivo, es perfectamente verosimil.  Muy diferente al relato ofrecido por el gobierno.

Por tanto. Como ciudadano español me siento abochornado por el trato dado por la embajada en Austria y por las autoridades españolas a Evo Morales.

Es impresentable la actitud del embajador español en Austria ante Evo Morales. Lamentable y paternalista comportamiento ante un Jefe de Estado extranjero.

Dudo de la legalidad de las exigencias españolas, pues dudo que se pueda exigir la inspección de un avión gubernamental extranjero por un mero rumor -como se ha demostrado que era-. Es lamentable que un simple embajador se permita desconfiar de la palabra de un presidente extranjero, pues en cierta forma, como dice Evo Morales es llamar mentiroso impunemente a un líder extranjero.

Si se tenía mala información, como ha reconocido Margallo, sobre el paradero de Snowden es porque los servicios secretos de medio mundo, incluidos los nuestros, están haciendo muy mal su trabajo. Pero además han hecho un gran ridículo.

Es impresentable además que el embajador intente organizar una conversación entre Evo Morales y un ministro,en lugar de hacerlo con su homólogo Rajoy, otro Presidente de gobierno.

Es indecente la actitud posterior del gobierno español negando el incidente, en lugar de pedir humildemente disculpas por el error.

1 replica a este post
  1. Los latinoamericanos estamos indignados por el maltrato hacia el presidente Evo Morales. En su persona nos sentimos representados, así como en el resto de los presidentes latinoamericanos. Este agravio y menosprecio por parte de la Unión Europea merece las disculpas de todos los países que lo han ocasionado. Lamentablemente, Europa se ha convertido en el títere de EEUU. Los latinoamericanos estamos tratando de sacarnos la lacra chupasangre de EEUU mientras que Europa se rinde a sus pies.