Un grupo de investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la empresa Marsi-Bionics han lanzado una campaña de crowdfunding para financiar el Atlas 2020, el primer exoesqueleto biónico pediátrico que ayudaría a caminar a niños con severos problemas de movilidad.

El dispositivo robótico está compuesto por diez motores y una batería de litio recargable y está dirigido específicamente a niños de 3 a 14 años con algún tipo de afección neuromuscular, parálisis cerebral, espina bífida o lesión medular y que nunca han caminado. Aun está en fase de prueba y sus creadores necesitan financiación para hacer realidad el proyecto.

Marsi-bionics es una startup española fundada por la investigadora del CSI Elena García que quiere comercializar el exoesqueleto y que está detrás de la campaña de crowdfunding. La gente puede donar entre 10 y 100 euros y pretenden recaudar unos 150.000 euros. El objetivo es doble: conseguir financiación pero también impulsar el interés público y privado, para demostrar que hay una masa social que apoya el proyecto.

Imagen de previsualización de YouTube