El primer semestre de 2018 registró 179.794 nacimientos en España, el menor número desde 1941 mientras que la cifra de fallecidos, 226.384 personas, ha sido la mayor desde ese mismo año que es cuando el INE empezó a recopilar datos. Esta combinación ha dejado un balance en el crecimiento vegetativo de -46.590 personas que suponen un récord mínimo de la serie histórica y acentúan el declive demográfico que vive el país. En la red, periodistas, políticos, sociólogos y ciudadanos de a pie analizan y valoran algunas de las causas del problema y sus derivadas. Sobre las primeras se señalan especialmente la precariedad y la falta de políticas de conciliación o apoyo a la familia, aunque también se recuerda que el descenso de la natalidad ya se venía produciendo en España desde hace dos décadas y antes de la crisis. En cuanto al impacto que puede tener se señalan consecuencias en economía y estado de bienestar, pero también en conflictos sociales y política.

https://twitter.com/jmmacmartin/status/1072611060442644486

https://twitter.com/Julius98_/status/1072866578453094400

Print Friendly, PDF & Email