Un Juez alemán ha rechazado la extradición a España de Carles Puigdemont por el delito de rebelión y ha pedido más información para estudiar si la permite por malversación de fondos públicos. La noticia ha provocado reacciones airadas y muchas críticas entre periodistas, políticos, medios y parte de la sociedad. La virulencia de algunos de los reproches chocan dada la buena imagen que tradicionalmente ha tenido Alemania en España y dados los elogios que muchos le depararon cuando se detuvo al ex presidente catalán. La radicalidad en la expresión del malestar  que la decisión judicial alemana ha provocado evidencia por un lado el desconcierto y la frustración en que han quedado sumidos muchos de los defensores de la vía judicial y la dureza para gestionar la crisis catalana. Pero también indica una erosión en la imagen alemana y europea y ciertas dosis de euroescepticismo en algunos ámbitos.

https://twitter.com/deivid_bg97/status/982912171242938370

https://twitter.com/CunadoDeTuiter/status/983235316722094080

Print Friendly, PDF & Email

Aporta link o información: