El diario financiero británico detalla en un artículo de su corresponsal Tobias Bruck que pese a la mirada más optimista de los mercados y analistas extranjeros, la situación de la economía española no da signos de mejoría. Y cita como dato la quiebra de empresas que aumentó un 40% a finales de 2012.

La Bolsa de Madrid
(Foto: Flickr/hijodelbala)

El Financial Times: “Los mercados de bonos y los analistas bancarios están volviendo a entrar en calor con España, a pesar del último escándalo político que ha engullido al gobierno de Mariano Rajoy. Vuelve a haber demanda de la deuda del país, las acciones han subido y las especulaciones sobre un rescate soberano han disminuido. Y apenas pasa un día sin que se oigan voces desde Madrid asegurando que la economía española está finalmente doblando la esquina”.

Pero el texto apunta:  “Y éste es uno de los aspectos más llamativos de la economía de España hoy: el agudo contraste entre el brillante sentimiento del mercado y el empeoramiento de la situación sobre el terreno. Desde julio pasado, los rendimientos de los bonos han caído en más de 2 puntos porcentuales y el mercado de valores ha aumentado en más de un tercio. Enero fue el mejor mes para las ventas de bonos españoles en seis años. Sin embargo, como señalan los economistas Citibank, la economía española está de muchas maneras en peor forma hoy que hace seis meses.”

Y añade: “De hecho los signos de que puede haber un giro económico son realmente difíciles de detectar. Si se toman las quiebras por ejemplo: en el último trimestre de 2012, el número de empresas que se declaró en quiebra se disparó en casi un 40% hasta las 2.584. Fue la cifra más alta desde que comenzó la crisis, lo que sugiere que la situación de hambre de crédito de las empresas españolas no sólo es cada vez peor – sino que empeora más rápido que antes. ”

[Leer el artículo completo en The Financial Times (pago)]