El diario británico enfatiza que cuarenta años después de la muerte del dictador, España sigue discutiendo sobre su legado y no termina de llegar a un consenso y reconciliarse con su pasado. El artículo se titula “Facing up to Franco: Spain 40 years on” y lo firma su corresponsal Tobias Buck. Pone como ejemplo de la controversia al Valle de los Caídos, cuyo mantenimiento sigue pagando el Gobierno español. En este sentido señala que aun hay cierta “ambivalencia” hacia la figura de Franco y que España no ha sido capaz de celebrar un debate abierto sobre la Guerra Civil y la dictadura para construir una narrativa unificada. Un  “fracaso”, según el FT, que lejos de cerrar heridas, ha exacerbado las divisiones.

Financial Times explica que a 50km de Madrid está la mayor cruz de piedra construida en el mundo que “hace guardia” a la basílica en la que está enterrado Franco. Y destaca que 40 años después de su muerte, todavía hay peregrinos que rinden honores ante la tumba del dictador español. Añade que aunque a menudo se sitúe a Franco junto con Hitler y Mussolini como “despreciados líderes fascistas”, en España sigue habiendo cierta ambivalencia respecto a Franco. Y enfatiza que el Gobierno español sigue, por ejemplo, pagando el mantenimiento del Valle de los Caídos y la tumba de Franco.

El texto apunta que en general se rechaza al dictador, pero en las encuestas un resultado típico es que seis de cada diez españoles señalen que el franquismo tuvo “cosas buenas y malas”. Pero pone el foco en que hay también ciudadanos que denuncian que España es posiblemente el único país de Europa Occidental que nunca ha intentado enfrentarse abiertamente a su pasado. Un “fracaso”, advierte, que lejos de hacer que las viejas heridas cicatricen, ha exacerbado las viejas divisiones. Y entre quienes denuncian esta situación y el pacto de silencio, citan a Emilio Silva, de la ARMH, que apunta: “¿Alguien se puede imaginar una iglesia en Alemania en la que se rece por el alma de Hitler?”

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y hoy pertenece a Pearson PLC, una compañía que también posee la mitad de la revista The Economist y en octubre de 2012 se fusionó con el grupo alemán Bertelsman.  En 2014  su circulación combinada de pago rozaba 677.000, el mayor número de lectores de su historia (210.000 periódicos en papel y 445.000 suscriptores on line) con mayor circulación en el extranjero que en el Reino Unido. Y su website recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.