El diario británico se hace eco de la venta, por primera vez en cuatro años, de un bono a 30 años del Tesoro español. Esto es interpretado como un signo alentador. Y además se destaca que gran parte de la demanda de deuda española vino de inversores extranjeros, en contraposición a los bancos locales y fondos de pensiones de anteriores subastas.

La bolsa de Madrid
(Foto: Flickr/Rahego)

Financial Times resalta: “España vendió su primer bono a 30 años en cuatro años al intentar el tesoro del país aprovechar el dinámico apetito por los bonos de la periferia europea para ampliar la duración promedio de su deuda. La última vez que España vendió un bono a tan largo vencimiento fue en septiembre de 2009, cuando el país aún tenía una calificación de doble A plus de Standard & Poors, sólo un escalón por debajo de la máxima calificación posible.”

El texto recuerda: “España casi sucumbió a un rescate de la zona euro el año pasado y su calificación es ahora de triple B menos con perspectiva negativa por parte de S & P, ocho escalones más abajo que hace cuatro años y en la cúspide de la categoría de bono-basura.”

Y destaca: “La venta de bonos españoles del miércoles atrajo pedidos por más 10.000 millones de euros y permitió a Madrid recaudar 4.000 millones de euros, un poco más de lo esperado por los analistas. Tal vez lo más alentador para España es que gran parte de la demanda provino de inversores extranjeros frente a los bancos locales y fondos de pensiones.”

[Leer el artículo completo en The Financial Times]

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y hoy pertenece a Pearson PLC, una compañía que también posee la mitad de la revista The Economist y en octubre de 2012 se ha fusionado con el grupo alemán Bertelsman (se especula con que el diario podría ser vendido).  En julio de 2012, tenía 600.000 suscriptores y 4,8 millones de usuarios registrados en su website que a su vez recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.

Print Friendly, PDF & Email