El diario económico germano publica este 7 de diciembre su último número impreso. La noticia se conocía desde hace varias semanas. Para su última portada, la redacción del FTD ha recurrido a un truco tipográfico -dejar caer cuatro letras de su Financial para que se lea Final- y a un texto que dice: “Al final, en negro. Y en su página web se han fotografiado inclinados, cabeza abajo y pidiendo perdón por “fundirse el dinero de los accionistas” y haber “informado de manera crítica” de los anunciantes.


(Foto: Pablo Fonseca/Twitter)

En la web el diario publica imágenes de todos los integrandes del FTD, detalles de cómo ha sido el proceso de cierre, las últimas palabras del director o el resultado de la subasta de bienes del periódico que han llevado a cabo a beneficia del Reporteros sin Fronteras. Y al final puede verse la foto de la redacción cabeza abajo con la leyenda: “Entschuldigung” (Perdón) y este texto:

“Perdón, queridos accionistas, por haber fundido tantos millones. Perdonadnos los anunciantes, por haber informado de manera crítica sobre vuestro negocio. Perdonadnos, portavoces de empresa, por no haber seguido vuestras sugerencias. Perdón, queridos políticos, por haberos creído tan poco. Perdón, queridos colegas, por haberos tenido trabajando tantas noches y fines de semana. Perdón, queridos lectores, que estas son las últimas líneas de FTD. Lo sentimos. Nos disculpamos sin reservas. Pero si tuviéramos que empezar otra vez, lo haríamos de nuevo igual. Stefan Weigel, Klusmann Steffen, Sven Clausen (en la foto, primera fila, de izquierda a derecha)”.

El Financial Times Deustchland se lanzó en febrero de 2000 coeditado por el grupo alemán Gruner+Jahr (G+J) y por Pearson, propietario del Financial Times británico. Su circulación fue de 100.000 ejemplares. Nunca llegó a ser rentable aunque se mantuvo como elemento de prestigio ya que ejercía una gran influencia. En 2008, Pearson vendió su participación a G+J desvinculándose del proyecto. Ahora en 2012, G+J ha decidido cerrarlo.

Print Friendly, PDF & Email