Planta eolica de Muiños
(Foto: Flickr/Slosada)

Dos centrales térmicas y una de ciclo combinado con capacidad para generar el 25% de la energía electrica de toda la comunidad gallega han dejado de tener actividad en diferentes etapas en los últimos meses o están paradas, segun recoge un artículo de La voz de Galicia. La causa: el descenso de la demanda a causa de la crisis… y sobre todo el auge de la energía procedente de fuentes renovables, potenciadas en los últimos meses por las lluvias y el viento.

La central térmica de Endesa en As Pontes es la mayor del país y tiene capacidad para producir 1.400 megavatios de potencia. Pero lleva más de dos semanas con sus cuatro grupos apagados y desde el pasado mes marzo ha generado la mitad de la electricidad que volcó a la red el mismo mes del año anterior. La central de ciclo combinado funciona de forma irregular desde 2009, con largos períodos de parada total. Y la térmica de Unión Fenosa en Meirama está parada desde que empezó el año.

Esta tres plantas generan la electricidad usando el carbón como materia prima. Pero en los últimos meses las fuertes lluvias caídas y los vientos han hecho que aumente el peso de las renovables en la cesta de generación, donde tienen prioridad. Esto hace que la centrales convencionales tengan menos posibilidades de entrar en el sistema y un precio menos competitivo. Además la demanda energética ha descendido por la crisis. Todo esto ha obligado a parar la producción de la plantas térmicas y de ciclo combinado en Galicia.

Algunos expertos objetan sin embargo que este hecho se debe a que las electricas están obligadas a contar con contratos de gas para suministrar a los ciclos combinados en el caso de que la producción de las renovables no sea suficiente para cubrir la demanda. Independientemente de que los usen o no, deben tenerlos. Y como ahora hay exceso de oferta de electricidad, la centrales no se usan.

Pero otro analisis aseguran que las primas a las energías renovables están en la práctica reduciendo el precio de la electricidad para los consumidores… pero están amenazando seriamente el futuro de las centrales de ciclo combinado en las que las compañías electricas han invertido enormes sumas de dinero. (Fuente: Meneame)

1 replica a este post
  1. No es oro todo lo que reluce y un sistema eléctrico basado en un único tipo de energía, acaba teniendo dificultades.

    Se quiera o no, las centrales de ciclo combinado son la solución menos mala, cuando no hay producción de renovable.

    [Pero debido a que la producción del viento no se puede guardar ni almacenar y además provoca inseguridad en el sistema por su variabilidad -el pasado 8 de noviembre el 53,7% de la demanda nacional fue cubierta con esta energía, mientras que el 27 de agosto apenas abasteció el 1%- se asocian a las anteriores unas instalaciones de ciclo combinado que entran a operar cuando los parques no pueden.]