BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

[ACTUALIZACION:
ESTE MISMO TEMA LO HEMOS TRATADO EN PROFUNDIDAD DURANTE EL PROGRAMA
LA CAFETERA CON IGNACIO SÁNCHEZ CUENCA]

El pasado 27 de febrero durante la entrevista al Partido X, en nuestro programa La Cafetera (min 7:29), surgió la teoría del gobierno de concentración nacional para España:

“Dentro de un año, en esta especie de combate amañado que es el debate sobre el Estado de la Nación (…) veremos cuando tengan que pactar un gobierno de concentración. Durante todo este tiempo [PP y PSOE] han podido permitirse defender exactamente lo mismo haciendo que se enfrentaban, pero al ritmo que van cayendo los dos grandes partidos dentro de un año tendrán que pactar un gobierno conjunto, un gobierno de concentración para poder seguir defendiendo los mismos intereses” -dijo el representante del partidoX.

La idea no es descabellada y, como manifesté en el mismo programa, lleva meses en los círculos empresariales y políticos. De hecho estuvo en pleno apogeo cuando se especulaba con un posible rescate económico para España:

 

7-5-2010 Duran Lleida propone un Gobierno de concentración para afrontar la crisis económica.

1-6-2012 (Jesús Fernández-Villaverde, Luis Garicano y Tano Santos en EL PAIS): “necesitamos urgentemente un nuevo gobierno, con apoyo de todos los partidos mayoritarios y de nuestros expresidentes, compuesto por políticos competentes y técnicos intachables con amplios conocimientos de su cartera”

17-6-2012 (Enric Juliana en La Vanguardia) “Llámenme fantasioso, pero desde hace unas semanas creo ver sombras entre la niebla de la política española. Hay agitación alrededor del barco y podría estar formándose una tripulación paralela que salga de la bodega cuando la nave atraviese la peor de las dificultades. “

El escenario es otro, pero según las personas a las que yo he ido consultando en todos estos meses, el temor a una situación de inestabilidad política (consulta catalana, problemas en la Corona, fragmentación parlamentaria, crisis económica, etc..) está haciendo que algunos empresarios del IBEX estén sugiriendo al PSOE y al PP ese escenario de concentración, por miedo a las alineaciones del PSOE con IU. Y , según ellos mismos explican, el PSOE de Rubalcaba no acoge con malos ojos la propuesta. Para ser honestos, a mi, en el PSOE me lo niegan rotundamente y creen “que se trata de una operación para debilitar la alternativa y al Secretario Gral. Rubalcaba”, de cara a unas posibles primarias.

Pero la noticia mana del IBEX y de otros políticos que no se encuentran batallando por las primarias: “experiencia ya hay en España -me dicen- y en situaciones excepcionales como la del Pais Vasco, la ciudadanía lo ha entendido bien”; eso “por no hablar del escenario alemán, donde ya lo han probado con éxito“, o el “nuevo escenario de pactos que se abre en Italia” -justifican.

Así que según diversos observadores, se estaría cocinando en España un gobierno de concentración, a la alemana, o a la italiana, para “afianzar” los “principios de la Transición”.. y con la excusa de garantizar la estabilidad.

Y las pistas más recientes empiezan a brotar ya por toda la prensa:

¿A quién interesa una Gran Coalición? -se pregunta Luis Arroyo en Infolibre.

“Las élites apuestan por Rubalcaba” , dice Lucia Méndez en EL MUNDO :

Según VozPópuli (dtor. Jesús Cacho), -en un texto sin firma-, es Zapatero el que agita la idea.

Mientras que ZoomNews (dtor Agustín Valladolid), también sin firmar, se inclina por encontrar la sombra de Rubalcaba detrás de la iniciativa.

No creo que ninguno de los dos -Zapatero o Rubalcaba- estén detrás de la idea, por lo menos directamente. Zapatero porque no sería escuchado y Rubalcaba porque se encuentra frente a unas primarias en las que todavía no se sabe que papel jugará ¿o si?.

Es cierto que queda mucho todavía para las generales , y por tanto, todavía pueden pasar muchas cosas. Pero es un rumor inquietante.  Porque, de ser cierto, ¿aceptarían los ciudadanos acudir a unas elecciones sin saber que ese debate se encuentra bajo la mesa?